Deportes

Pactan reunión

Associated Press | Jueves 19 Abril 2018 | 00:00:00 hrs

Algunos jugadores como José de Jesús Corona, Óscar Pérez, ‘Chaco’ Jiménez y Moisés Muñoz, enre otros, a su salida de la reunión de ayer
Ciudad de México— Tras versiones sobre un inminente paro, una veintena de miembros de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFP) se reunió ayer durante horas con los máximos dirigentes del futbol mexicano para solicitarles que se realicen cambios al sistema actual de contrataciones.

Los futbolistas agremiados expusieron sus demandas ante Yon de Luisa, quien a mediados de este año asumirá como nuevo presidente de la Federación Mexicana; Guillermo Cantú, actual secretario general del organismo, y Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX. Como su principal exigencia, la AMFP busca modificar el régimen de transferencias, y especialmente el llamado “Pacto de Caballeros”, un supuesto acuerdo no escrito entre los clubes, que limita el traspaso de jugadores.

“Nos escucharon, hay cosas en el camino que se irán perfeccionando pero lo más importante es que nos escucharon”, dijo Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación. “Es importante porque todos los equipos estuvieron (representados), estamos verdaderamente unidos para lograr algo positivo para el futbol mexicano”.

Entre los jugadores que acudieron se encontraban los seleccionados mexicanos Oribe Peralta, Alfredo Talavera y Jesús Corona, además de algunos extranjeros, como los porteros argentinos Agustín Marchesín y Marcelo Barovero.

Antes de la reunión, medios locales reportaron que los jugadores contemplaban la posibilidad de parar el torneo Clausura, que disputa sus jornadas cruciales antes de la liguilla por el título, si los dirigentes no aceptaban modificar las condiciones actuales de contratación.

Tras el encuentro, no surgieron comentarios que confirmaran o desmintieran un emplazamiento a paro. De Luisa, Cantú y Bonilla no dieron declaraciones pero, de acuerdo con Ortiz, informarán a los dueños de los equipos lo que ocurrió en la reunión y ambas partes volverán a encontrarse el próximo miércoles, en las instalaciones de la Federación Mexicana.

El meollo de las discusiones estaría en el llamado Draft, un día en que los clubes de la Primera División realizan la contratación o traspaso de jugadores que militan ya en el fútbol local. Pese a que el término se utiliza en Estados Unidos para referir un reclutamiento universitario de las principales ligas deportivas, en México no define una selección de jugadores colegiales.

Es una jornada de transferencias, durante la cual los dirigentes de los clubes se suelen concentrar en las instalaciones de un hotel, para negociar con sus colegas o con agentes de los futbolistas, quienes esperan nerviosos en las inmediaciones a que se defina si tendrán equipo para la siguiente campaña y cuál será ese club.

Los jugadores exigen ahora que la ventana de transferencias se ajuste a la de las ligas europeas, a fin de darles mejores oportunidades laborales y de no presionarlos.

Algunos dueños de clubes, como Jesús Martínez, de Pachuca, dijeron que negociar sería difícil porque “el Pacto de Caballeros no está escrito en ningún lado”.

La petición más trascendental tiene que ver con el denominado “Pacto de Caballeros”. En México, un jugador que termina su contrato no es libre para negociar su fichaje donde más le convenga, porque el equipo que pretende adquirirlo debe realizar un pago por ‘derechos de formación’ al club del que procede.

“Sabemos que (el Pacto) no es tan tangible pero lo tenemos tangible y no se puede esconder, es un tema que se tiene que ver jurídicamente y para eso hay abogados”, comentó Ortiz al salir de la reunión.

Ese mismo acuerdo entre clubes especifica que un jugador que emigra al extranjero no puede volver al país a fichar con cualquier equipo sin que el club de procedencia en México reciba una compensación a cambio.

“Llegamos a un punto de acuerdo, no pedimos nada extraordinario, no pedimos nada que no merezcamos como jugadores y trabajadores”, dijo el portero de Puebla, Moisés Muñoz. “No hay guerra, estamos contentos porque sabemos que le proximo miércoles recibiremos una respuesta positiva, no sólo en estos puntos, sino en otros que sirvan para elevar el nivel del futbol mexicano en todos los aspectos”.

también te puede interesar