Deportes

Pesar por muerte de esposa de Popovich

Associated Press | Viernes 20 Abril 2018 | 00:00:00 hrs

Gregg Popovich, entrenador de las Espuelas de San Antonio
San Antonio— Manu Ginóbili y LeBron James debieron contener las lágrimas. El expresidente Bill Clinton ofreció sus condolencias.

Así de grande es el aprecio que muchas personas, incluso las ajenas al ámbito deportivo, sienten por Gregg Popovich, el entrenador de las Espuelas de San Antonio, cuya esposa Erin falleció el miércoles tras una larga batalla contra un padecimiento respiratorio.

Erin Popovich tenía 67 años.

Ginóbili, el astro argentino que sólo ha tenido a Popovich como entrenador durante su trayectoria en la NBA, reaccionó consternado.

“Todos estamos destrozados, dolidos”, dijo Ginóbili durante el entrenamiento matinal ayer. “Todos sabemos la clase de persona que es Pop. Muy pocos la clase de dama que era Erin. Es doloroso”.

Ginóbili añadió que la familia es lo primero: “Trataremos de hacer lo mejor posible cuando llegue el momento de jugar”.

El escolta de 40 años no pudo seguir dando declaraciones y se retiró tratando de contener las lágrimas.

Otro veterano de las Espuelas, el francés Tony Parker, mostró también su pesar.

“Esto pone todo lo demás en su perspectiva adecuada”, manifestó. “Hay cosas más importantes que el basquetbol”.

Popovich, de 69 años, coordinó la práctica del miércoles pero se ausentó durante el tercer partido. Su asistente Ettore Messina estuvo a cargo.

Después de la práctica del miércoles, Ginóbili y Parker pasaron parte de la noche acompañando al entrenador.

“Ella era una gran dama”, opinó Parker. “Siempre pensé en ellos como en un padre y una madre. Todos saben eso. Él mantiene siempre muchas cosas en privado, pero tuve la oportunidad de verlo de un modo distinto”.

Gregg Popovich ha dirigido a las Espuelas desde 1996 y los ha llevado a cinco títulos de la NBA.

James reaccionó afligido al enterarse de la noticia.

“Soy admirador de Pop”, dijo James en la entrevista a pie de cancha tras el segundo partido de la serie de Cleveland contra Indiana la noche del miércoles. “Es una gran tragedia. Le deseo lo mejor a Pop y a su familia. Es una noticia desgarradora”.

“La familia de la NBA está unida. Nos toca competir cada noche. Pero cuando algo como esto ocurre, todo queda en perspectiva”, añadió la estrella de los Cavaliers.

también te puede interesar