Deportes

De trámite

Sergio Arturo Duarte / El Diario | Domingo 22 Abril 2018 | 00:00:00 hrs

Los Bravos FC Juárez cumplieron con el trámite, derrotaron ayer 3-0 al Club Durango en el cierre del rol regular, se ciñeron la corona en el Grupo XIII con 67 unidades y ahora esperan conocer a su rival en la Liguilla de los clubes filiales sin derecho a ascenso.

En la cancha del Complejo Bravos, luego de varias llegadas a la portería visitante, el zaguero central José Abraham Rodríguez anotó el gol de la ventaja al minuto 18, en el cobro de un tiro libre.

Frente a un rival que no opuso mayor resistencia y sólo tuvo una llegada importante en los primeros 45 minutos de acción, los Bravos anotaron el segundo tanto en el cotejo, pero fue anulado por fuera de lugar.

El único arribo de los duranguenses se dio en un disparo a puerta que el portero Maximiliano Ramos desvió, en una jugada que fue juzgada como fuera de lugar.

Cuatro minutos antes que el árbitro central silbara el final de la primera mitad, el delantero Sergio Durán amplió la ventaja del FC Juárez.

La anotación se produjo en un balón que dos defensas de los Alacranes se hicieron bolas, no despejaron, Durán mostró picardía, les ganó la pelota, bombeó el esférico al arquero Kevin Adrián Martínez, meció las redes y enfiló al conjunto local a su triunfo número 20 en la campaña.

En el segundo lapso, al 53 de tiempo corrido, los visitantes se quedaron con diez hombres en el terreno de juego luego de la expulsión del zaguero Edwin Yair Soto.

Soto Bermúdez cometió una falta fuera del área grande sobre Durán Hernández quien tenía una clara opción para anotar y el juez central le mostró el cartón rojo.

Con un hombre menos en la cancha para el Club Durango, los Bravos buscaron el tercer gol con disparos de Javier Nevárez, Jesús Salazar y Juan Ángel Solís Jr., los cuales, no tuvieron dirección de portería.

Instantes después de entrar al partido, el delantero Iñaki Eugui remató un centro con la testa y anotó un bonito gol que fue anulado por fuera de lugar.

A siete minutos del final del encuentro, Samuel Palacios mandó su centro por banda derecha y Javier Alejandro Hernández simplemente cerró la pinza y empujó la pelota al fondo de las redes arácnidas para el 3-0 definitivo.

también te puede interesar