Deportes

Tras despido de manager, Cardenales repuntan

Associated Press | Sábado 25 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Los Angeles.- Matt Adams percibió algo especial en los Cardenales de San Luis, atisbando desde la cueva de los Nacionales de Washington, donde militaba hace unos días.

El primera base reconoció el sólido pitcheo y el oportuno bateo que han convertido a los Cardenales en un equipo tan candente como los días de agosto. Así que Adams no podía creer lo afortunado que era a comienzos de esta semana, cuando Washington lo cedió en canje a San Luis, el equipo con la mejor racha en la actualidad dentro de las Grandes Ligas.

La operación envió a Adams de regreso a la organización que lo reclutó en el Draft de 2009. Y le permitió aterrizar en un club que hace poco tenía apenas leves esperanzas de conseguir un boleto de comodín a los playoffs y que ahora amenaza a los Cachorros de Chicago, líderes de la División Central de la Liga Nacional.

“Ellos están encendidos, y enfrentan cada pitcheo como si fuera el último que van a recibir”, comentó Adams. “Es especial ver la forma en que realizan su trabajo diariamente”.

San Luis ha tenido un repunte asombroso desde el 14 de julio, cuando destituyó a su manager Mike Matheny.

En aquella fecha, los Cardenales tenían un récord de 47-46 y languidecían a siete juegos y medio de los Cachorros. El miércoles, después de barrer a los Dodgers para ganar su octava serie consecutiva, lograron su 24to triunfo en 35 compromisos. Durante agosto, su foja es de 17-4, con lo que se han aproximado a dos juegos y medio de Chicago.

Asimismo, están empatados en la puja por el primer wild card de la Nacional.

San Luis, metido en una seguidilla de ocho triunfos como visitante, jugó ayer en Colorado. Los Cardenales tienen un récord de 37-29 fuera de casa en esta temporada.

“Todos están motivados”, afirmó el intermedista Kolten Wong.

La sorprendente reacción ha llegado bajo las órdenes del asistente Mike Shildt, quien reemplazó a Matheny. El piloto perdió el empleo luego de siete años de gestión, como parte de una decisión drástica por parte de un club que no se caracteriza por cambiar de manager con frecuencia.

Matheny era apenas el segundo piloto de los Cardenales desde 1996.

Shildt comenzó como cazatalentos en la organización de los Cardenales y combinó eventualmente esas labores con las de coach de las Ligas Menores a medio tiempo. El ascenso del veterano de 50 años a manager interino cayó bien en el clubhouse.

“Shildt ha sido estupendo al permitir que hagamos nuestro juego, que juguemos como nos gusta. Eso es lo más importante”, consideró Wong. “Tenemos personalidades muy diferentes de chicos muy distintos en este clubhouse. Sólo hay que permitir que cada quien sea él mismo, y en algún momento todos se van a unir”.

Adams está feliz por contribuir, aunque no tiene un papel definido. Podría pasar tiempo en la inicial, cuando enfrente a lanzadores derechos, o ir a los jardines en momentos en que el dominicano Marell Ozuna está en la lista de los lesionados.

también te puede interesar