Deportes

Ataja sus temores

Sergio Arturo Duarte / El Diario | Domingo 26 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Elástico a la hora de atajar los potentes disparos de los atacantes rivales y valiente para soportar los balonazos, Francisco Muñiz se enamoró a primera vista del handball, deporte al que lo llevó su amigo Héctor Franco, quien incluso le escogió la posición de portero y su atracción fue tal que decidió abandonar el taekwondo.

Del resto se encargó Francisco, de 24 años y 1.78 metros, quien en las prácticas elevó su nivel competitivo, venció el miedo que le causaba jugar en la portería y dejó atrás el quedar fuera de la selección colimense para un torneo regional, hasta llegar a ser de los mejores en el país.

“No era bueno, la verdad, fue con la práctica que se me fue dando. Yo era bien miedoso para ser portero, por los balonazos, pero, poco a poco, con los entrenamientos fui subiendo mi nivel”, expresó.

Hoy, a nueve años de aquel primer contacto con el handball Muñiz Rodríguez, originario de Colima, Colima, quien juega para los Indios de la UACJ y estudia Entrenamiento Deportivo, es medallista de bronce en los Juegos Centroamericanos y del Caribe ‘Barranquilla 2018’.

Con Francisco en la portería, México derrotó dramáticamente a República Dominicana 33 goles a 32, entró al cuadro de ganadores y obtuvo su pase a los Juegos Panamericanos ‘Lima 2019’, el uno de agosto pasado.

“La verdad fue una experiencia única para mí, fue mucho esfuerzo, dedicación, para alcanzar esa medalla, fueron muchos meses de entrenamiento y gracias a Dios se dio el resultado y la clasificación a los Juegos Panamericanos”, declaró.

La puerta del equipo tricolor se abrió para Francisco en el 2016, durante el torneo de Primera Fuerza en el que jugó con el representativo de Colima y se midió a Sonora, en un duelo de alto nivel en el que fue visto por el entrenador Ángel Rojas, quien lo convocó al seleccionado azteca.

Ese mismo año Kevin Treviño y Francisco Hernández le hablaron de la necesidad de un portero en la tribu y de la oferta de una beca académica en la UACJ.

De este modo entró en contacto con los entrenadores Olga Larisa Armendáriz y Luis Carlos Delgado y así se dio su llegada a los Indios de la UACJ.

En mayo anterior la escuadra indígena se quedó a un paso del podio en la Universiada Nacional y finalizó en la cuarta posición.

Mejorar este puesto con los Indios es uno de los propósitos de Francisco para el 2019, quien deseó que su medalla de bronce motive a sus coequiperos en el próximo proceso de universiada.

“Esperemos que sea una gran motivación. Yo creo que mi equipo está con toda la actitud de mejorar el resultado pasado y estamos convencidos que lo vamos a lograr, obviamente si entrenamos, nada más”, expuso.

Contento por el trato recibido aquí, donde se siente muy cobijado por el calor humano de los juarenses, los Indios de la UACJ tienen en Muñiz Rodríguez a un portero de lujo dispuesto a evitar la mayor cantidad de goles posible en contra de la tribu universitaria.

también te puede interesar