Deportes

Hegemonía africana

Jesús Ángel Rodríguez / El Diario | Lunes 03 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Sobresaltos, confusión y enojo fueron los ingredientes que enmarcaron la edición número 50 de la Carrera Internacional de la Amistad, que tuvo como ganador al keniano Kibet Koskei Jelus, con lo que la legión africana regresó a la cima de la justa de los 10 kilómetros, tras un año de no hacerlo.

Pasan las ediciones de la internacional competencia y el comité organizador sigue sin encontrarle ‘la cuadratura al círculo’ con el carro guía.

Ayer, durante el trayecto, a la altura de la Avenida de las Américas, la camioneta que iba al frente del contingente de los pedestres estuvo a punto de golpear al keniano que se encontraba a la cabeza del grupo, afortunadamente el mismo corredor esquivó al vehículo, e inclusive lo rebasó.

La carrera vivió su momento más bochornoso a menos de unos 500 metros de la meta, en el cruce de la Avenida Universidad y Rafael Pérez Serna.

Los pedestres que iban en la punta de la carrera competitiva se confundieron en la ruta y siguieron el mismo trayecto que los corredores de la recreativa de cuatro kilómetros.

A partir de ahí todo fue confusión y duda. Tres de los cuatro kenianos que lideraban la carrera se fueron por el camino incorrecto, al no ver a personal del staff que les dijera cuál era el trayecto a seguir en la ruta de los 10 kilómetros. El mexicano Juan Carlos Romero también se fue por esa vía larga.

Debido a esa falta de coordinación por parte de los organizadores, los corredores no llegaron a la meta en el orden que se esperaba.

El juarense Daniel Reyes, que iba en la séptima posición, arribó en segundo lugar, ya que él sí siguió por el camino estipulado, un trayecto de aproximadamente 200 metros más corto.

Los kenianos llegaron a la meta y los reclamos no se hicieron esperar, ya que sabían que por lo menos las tres primeras posiciones les pertenecían.

Luego de revisar y cotejar tiempos de los primeros ocho corredores, el comité organizador decidió otorgar el primer lugar a Kibet Koskei Jelus (31:21 minutos), con lo que la legión africana regresó a la cima de la Carrera Internacional de la Amistad.

Tras deliberar por varios minutos el grupo de jueces, junto al personal del Instituto Municipal del Deporte, el acuerdo salomónico al que se llegó fue tomar en cuenta las posiciones que tenía cada uno de los corredores, hasta el momento de la confusión que se generó en el citado cruce.

Emere Reta Alene, competidor de Kenia, se quedó con la segunda posición general, al cronometrar 31:40 minutos.

El tercer puesto correspondió al africano Robertt Gititu (31:52 minutos). El zacatecano Juan Carlos Romero finalmente se quedó con el cuarto sitio, con un crono de 32:06 minutos, mientras que el juarense Daniel Reyes fue séptimo, pero sin tiempo de chip.

De esta manera, la carrera más longeva de esta ciudad cumplió medio siglo de vida, enmarcada por el desconcierto y el enfado.

también te puede interesar