Deportes

Quieren Bravos evitar el relajamiento

Sergio Arturo Duarte / El Diario | Miércoles 05 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

De regreso a los entrenamientos, a puerta cerrada, un bunker, sin acceso a los medios de comunicación, Eder Borelli, lateral izquierdo de Bravos FC Juárez, manifestó que cumplido el inicio más complicado en la historia del club, pues enfrentaron a los rivales que aspiran a ascender, como Alebrijes, San Luis, Mineros, Dorados y Tampico Madero, no podrán relajarse y, de cara a la segunda parte del Apertura 2018, tendrán que cerrar fuerte el torneo.

“Era muy importante empezar bien porque fue un inicio complicadísimo. Fue un shock, si mal no recuerdo, desde que estamos acá, -Apertura 2015-, ha sido de los inicios, en cuanto a equipos y seguidillas, más difícil que hemos tenido y creo que hemos salido muy bien de ese arranque”, expresó.

Inmersos en el receso de una jornada en el Ascenso MX, por la celebración de la Fecha FIFA, los Bravos continúan invictos hasta ahora en siete jornadas, suman 17 unidades, tienen cinco triunfos, dos empates y ocupan el segundo lugar en la tabla general.

“Ahora, el tema es no relajarse, seguir trabajando, seguir metiéndole y saber que la segunda parte del torneo siempre es la más importante porque es la que te hace llegar de una buena o mala forma a la Liguilla”, mencionó.

Borelli Cap destacó que en un torneo corto es muy importante cerrar.

“Siempre en un torneo corto y con una Liguilla próxima, es muy importante cerrar. Siempre los equipos que llegan más lejos, que obtienen los campeonatos son los que mejor cierran, así que, no nos va a servir de nada que nos caigamos. Estamos mentalizados en que tenemos que seguir paso a paso, trabajando de la misma manera y tratando de mejorar lo hecho hasta ahora”, expuso.

VISTEN CON LO JUSTO

Para Ripley, desde el inicio del torneo, los jugadores de Bravos FC Juárez, juegan con la mínima cantidad de ropa y no pueden darse el lujo de regalar una playera o intercambiarla con un jugador de otro equipo, porque apenas tienen lo suficiente, un uniforme de cada color –verde, negro y blanco–.

La situación se remite a la fecha uno, cuando los uniformes de la firma Carrara que viste al equipo, empresa con la que Álvaro Navarro, vicepresidente deportivo del club –arrestado en El Paso, Texas, el jueves 30 de agosto, por manejar bajo la influencia del alcohol– alcanzó un acuerdo, llegaron el mismo sábado 21 de julio, horas antes de enfrentar a Oaxaca.

Al cuarto para las doce, en esta ciudad, les fueron colocados los apellidos y la playera de Kevin Gutiérrez tenía el apellido Guitierrez en la espalda.

Para el duelo contra la U de G, el domingo 29 de julio, ante la falta de ropa para calentar, los propios Leones Negros les prestaron a los Bravos.

En cuanto a la venta al público de las playeras nuevas, éstas no han llegado y la dirigencia del club, ha desaprovechado el buen momento deportivo que vive el equipo.

A la falta del último diseño en la tienda oficial del conjunto y dada la petición de los aficionados por tener la playera de los Bravos, la piratería ha hecho su ‘agosto’ en un mercado de la ciudad.

también te puede interesar