Deportes

Pulen sus cualidades

Sergio Arturo Duarte / El Diario | Domingo 09 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Día a día, golpe a golpe, esfuerzo tras esfuerzo, entrenamiento por entrenamiento, en la pista, en el gimnasio y en el ring, los gemelos Ari y Andrey Bonilla al igual que Kalid Carrillo, tres gemas de los deportes de contacto en esta ciudad, pulen sus virtudes, decididos a mejorar y alcanzar la excelencia se muestran dispuestos a dejar hasta la última gota de sudor en su preparación sin escatimar nada y desde ya piensan en Juegos Olímpicos y en ser campeonatos mundiales.

Kalid, Ari y Andrey consiguieron medallas de oro, el mes anterior, en el Campeonato Nacional de Artes Marciales Mixtas, en la Ciudad de México, donde dejaron constancia de su calidad y alto nivel competitivo.

Ari y Andrey regresaron a la capital del país y, a fines de agosto, se convirtieron en los primeros gemelos que logran cetros en su respectiva división, en el Festival Olímpico Mexicano de Box.

“La verdad, me siento muy orgulloso de mis logros”, dijo Kalid quien atraído por las disciplinas de contacto entró a practicar las MMA con el entrenador Javier Ovalle.

A doce meses de su incursión en las Artes Marciales Mixtas, el pequeño de 11 años y 1.48 metros, alumno de sexto grado de primaria, ya es monarca nacional.       

“Quiero llegar hasta dónde pueda, quiero llegar a ser campeón mundial en MMA”, manifestó Kalid quien dijo que más que ser agresivo dentro de la jaula, es un peleador táctico.

Kalid combatirá este mes en un torneo de box local.

En su camino al oro, Ari venció en el festival olímpico a duros oponentes de Nuevo León, Aguascalientes y en la final superó al representante de Baja California Sur.      

Versátil, en las artes marciales mixtas, doblegó a Veracruz y a Jalisco.

Tras la obtención de este par de oros nacionales, el deportistas de 13 años y 1.48 metros, admirador de Óscar Valdez y Miguel ‘Alacrán’ Berchelt, en box, al igual que de Conor McGregor y de los hermanos Nate y Nick Díaz, en MMA, va por más.  

“Mis metas en este año es pasar el segundo de secundaria y la segunda, primero Dios, quiero ir al mundial –de MMA–, todavía no está confirmado dónde va a ser y ganar otro campeonato nacional en kick boxing –tiene dos–”, expuso.

Andrey, de 13 años y 1.48 metros, se sobrepuso a una lastimadura en la rodilla y doblegó en el ring a Sinaloa, Baja California Sur y a Sonora.     

“Primero que nada, me siento muy contento de ganar dos medallas de oro a nivel nacional. No cualquier niño, joven, gana estas dos medallas. Se necesita mucha dedicación, levantarte temprano todos los días a correr, agarrar tus dietas, es muy cansado”, enfatizó.

En MMA doblegó al competidor del Distrito Federal.

Bajo la premisa de levantarte cuando caes en el deporte, Andrey tiene dos objetivos trascendentales  a cumplir: representar a México en una justa olímpica y ganar una medalla, sin importar el color y, en MMA, llegar a la UFC y combatir como lo hacen los hermanos Díaz.

Feliz por los resultados obtenidos por sus pupilos, Ovalle resaltó el crecimiento del equipo que ya suma varios cetros nacionales, no sólo estatales y regionales.

“Muy contento, muy orgulloso del equipo que está creciendo, sobre todo el equipo infantil, con alrededor de cuatro, cinco campeones nacionales”, manifestó.   

En el caso de los hermanos Bonilla, comentó que tienen el propósito de conformar el equipo mexicano de box que acudirá a los Juegos Olímpicos ‘París 2024’, ya como contendientes juveniles.

 

también te puede interesar