Deportes

A pulir detalles

Associated Press | Miércoles 12 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Foxborough, Mass.- Una de las preguntas más importantes que se hicieron los Patriotas al iniciar la temporada fue cómo actuaría su defensa después de hacerle una serie de modificaciones durante la temporada baja.

Ciertamente, la defensa tuvo algunos errores durante la victoria que el domingo logró Nueva Inglaterra sobre Houston por marcador de 27-20, por lo que, tal vez no sea esta unidad la que logre una extraordinaria mejoría de cara a la Semana 2.

Esa tarea le pertenece probablemente a los equipos especiales, que cometieron varios errores que permitieron a los Texanos mantenerse dentro de una distancia alcanzable durante la mayor parte del partido.

Los equipos especiales han sido una de las áreas más estables de los Patriotas en las últimas temporadas.

Sin embargo, en contra de Houston, la unidad mostró fallas, tanto en la cobertura de las patadas como en el regreso de despejes.

La mejora será clave para el difícil enfrentamiento que tendrán contra Jacksonville.

La temporada pasada, los Patriotas permitieron que sus contrincantes consiguieran 18.9 yardas en cada regreso de patada, que es la tercera mejor marca en la NFL.

Eso no significa nada para Tyler Ervin de Houston, quien encontró todo tipo de situaciones en la cobertura de las patadas de despeje de Nueva Inglaterra.

Concluyó el partido regresando 156 yardas en cinco patadas de despeje, con un promedio de 31.2, incluyendo un regreso de 36 yardas, que fue el más largo.

Las 156 yardas que regresaron son la cifra más considerable que haya tenido un jugador de los Texanos en el primer partido de la temporada.

“Creo que hay muchas áreas en las que hemos tenido un buen desempeño, pero también muchas áreas en las que necesitamos trabajar y muchas en las que podemos mejorar”, comentó el entrenador Bill Belichick cuando le preguntaron acerca de los errores en las patadas de despeje.

Matt Slater, el capitán de los equipos especiales, comentó que no cree que haya que culpar de sus deficiencias a las nuevas reglas para las patadas de despeje que pretenden mejorar la seguridad.

“Yo creo que la culpa se debe a lo que no hicimos”, dijo.

“Algunas de las cosas para las que nos hemos entrenado no las hemos ejecutado. Todo se hace de manera diferente. Los esquemas han cambiado un poco. Pero espero que sea algo que podamos arreglar”.

El grupo de despeje de Nueva Inglaterra tampoco estuvo exento de errores.

Cuando restaban cinco minutos en el partido, Riley McCarron falló un despeje, dando lugar a un pase para anotación de 5 yardas de Deshaun Watson hacia Bruce Ellington que permitió a los Texanos acercarse a siete puntos.

“Hice una jugada estúpida”, dijo McCarron.

“Debí haber pasado el balón, tan sencillo como eso. No tomé la decisión al hacer una buena atrapada, obviamente, pero ahora sé lo que debí haber hecho”.

El lunes, McCarron fue despedido del equipo.

también te puede interesar