Economía

Disminuye 8.6% venta de autos al contado

Reforma | Martes 21 Agosto 2018 | 09:53 hrs

Monterrey.- En el primer semestre del año, la venta de autos nuevos al contado en México cerró con una caída de 8.6 por ciento a tasa anual, la segunda más baja desde la recesión económica del 2009.

La baja acumulada en este periodo se da no obstante que en junio las ventas al contado lograron recuperarse respecto al mismo mes del 2017, al subir 9.2 por ciento, según cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

En términos de volumen, la AMDA detalla que de enero a junio las agencias distribuidoras dejaron de vender 20 mil 068 vehículos ligeros (con peso menor a 3.5 toneladas), también la segunda mayor baja desde el primer semestre del 2009 en que la demanda cayó en 30 mil 512 vehículos.

En mayo, NEGOCIOS publicó que en el primer trimestre del 2018, el número de vehículos nuevos vendidos al contado en el país cayó 14.3 por ciento respecto al mismo periodo del 2017, resultando ésta la baja más pronunciada desde que hay registros.

En cuanto a las ventas a crédito registradas en junio pasado, éstas cayeron 12.9 por ciento respecto a las del mismo mes del 2017.

Y de manera acumulada en el primer semestre, resultaron 8.3 por ciento menores, o 42 mil 284 vehículos ligeros, que las del mismo lapso del 2017.

Guillermo Rosales, director de la AMDA, explicó que el golpe que ha recibido el poder adquisitivo de los consumidores, derivado de la mayor inflación, es la causa principal de la caída en las ventas de autos tanto al contado como a crédito.

Descartó que las alzas de precios que siguen registrando en promedio los vehículos sean la causa determinante de las menores ventas, pues fueron por debajo de la inflación general.

A junio pasado, la inflación acumulada a tasa anual fue de 4.65 por ciento, mientras que los precios de los vehículos nuevos registraron un alza promedio de 2.4 por ciento, de acuerdo con el Inegi.

"Las ventas en general han venido disminuyendo por el menor poder adquisitivo de los consumidores, sobre todo los de bajos ingresos", sostuvo Rosales.

"No han sido los precios de los autos, porque desde junio del año pasado el incremento ha sido menor, ni tampoco son las tasas de interés de los autos, porque éstas han subido menos que la de otros créditos y éstas también merman el poder de compra".

De acuerdo con la AMDA, la tasa promedio ponderada de los créditos automotrices es 2.8 veces menor a la tasa de créditos personales, que se sitúa en un promedio de 37.41 por ciento.

Y casi dos veces menor que la tasa de créditos de nómina, la cual está en un promedio de 24.47 por ciento.

Rosales añadió que para no sacrificar liquidez, los clientes que pueden pagar un vehículo nuevo a crédito están eligiendo los plazos de 60 y 72 meses, los cuales ya representan el 31.6 y 10.9 por ciento del volumen de ventas realizadas a junio, respectivamente.

también te puede interesar