Economía

El cambio climático hace temblar a la industria petrolera

El Diario de Juárez | Jueves 23 Agosto 2018 | 14:54 hrs

La industria petrolera tiene mucho qué temer al acuerdo climático de París de 2015, que busca limitar el aumento de la temperatura a menos de 2o Celsius por arriba de la temperatura de la era preindustrial. Para frenar las emisiones de carbono, la demanda de combustibles fósiles debería caer en las próximas décadas. Eso probablemente haría bajar los precios del petróleo y el valor de las inversiones que las empresas han hecho con base en esos precios, publicó El Financiero.

De acuerdo a la información difundida en su plataforma digital, un informe publicado el 6 de agosto por Sarasin & Partners, una administradora de activos con sede en Londres, sugiere que las empresas petroleras están asumiendo que la descarbonización será limitada y por lo tanto están sobrestimando sus activos. Sarasin señala que, para fijar el precio de sus activos, ocho gigantes petroleros europeos usaron suposiciones sobre el precio del petróleo a largo plazo de entre 70 y 80 dólares por barril, con un aumento anual del dos por ciento por la inflación, hasta llegar a entre 127 y 145 dólares en 2050. Eso no parece asumir ninguna disminución en la demanda. La Agencia Internacional de la Energía predice un precio de solo 60 dólares para 2060, mientras que Oil Change International, un grupo de expertos activistas, calcula uno bastante bajo de 35 dólares. Las empresas petroleras podrían enfrentan un caos de depreciaciones forzadas.

El panorama se complica por el hecho de que las petroleras europeas pueden escoger sus propios precios a largo plazo, mientras que los reguladores estadounidenses conminan a las empresas con sede en el país a usar el precio promedio del año anterior, que se acerca a los 70 dólares. Los ejecutivos de ambos lugares tienen sus razones para pensar que los precios serán más altos que los de los peores pronósticos, en particular porque al ritmo actual el mundo no alcanzará las metas de París.

Dejándolas de lado, es probable que los precios sean más bajos de cualquier manera en las próximas décadas, dijo Adam Pilarski de Avitas, una consultoría. Habrá subidas y bajadas relacionadas con la geopolítica. Los precios han subido de 26 dólares en 2016 a más de 70 dólares, sobre todo por el desastre venezolano y una mejor cooperación entre Arabia Saudita y Rusia. Aun así, la economía del lado del suministro es clara: las reservas abundantes y el costo decreciente de la tecnología para extraer el petróleo suavizarán los precios a largo plazo.

Natasha Landell-Mills, de Sarasin, dijo que las empresas petroleras deberían ser más transparentes acerca del riesgo que esto implica para los activos y las ganancias. Otras administradoras de fondos, como Aviva Investors, hacen eco de esa opinión.

En Europa, los jefes de la industria petrolera se están preparando para precios más bajos, aunque aún no están dispuestos a reconocerlo. Shell y su rival británico B.P. están buscando que sus nuevos proyectos alcancen el umbral de rentabilidad a un precio de tan solo 40 dólares.

Los inversionistas están más preocupados por las empresas estadounidenses. Los precios ascendentes las han hecho caer en comenzar a derrochar en proyectos más caros. Estados Unidos podrá estar abandonando el acuerdo de París, pero escapar de su impacto en los precios mundiales del petróleo es más difícil.

también te puede interesar