Economía

Comienzan a hacer trueque en Venezuela

Excélsior | Martes 28 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Ciudad de México– Con cinco ceros menos que el bolívar fuerte, la nueva moneda venezolana, denominada bolívar soberano, es el as bajo la manga con el que el gobierno de Nicolás Maduro intenta frenar una inflación que, según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), este año alcanzará una cifra récord de un millón por ciento.

El Banco Central de Venezuela (BCV) señala que con la eliminación de ceros “se facilitarán las transacciones económicas y comerciales”, luego de que para los ciudadanos era casi imposible pagar en efectivo productos básicos como papel sanitario o arroz.

Por el contrario, Raúl Feliz, profesor investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), dijo a Excélsior que “esta devaluación no es más que reconocer parcialmente lo que es la realidad, el bolívar (fuerte) no tenía poder de compra de ningún tipo”. Además de que consideró que las medidas no pondrán en orden a la economía del país sudamericano.

El portal del BCV notificó el martes una paridad de 60 bolívares soberanos por dólar, o 6 millones de los antiguos bolívares, lo que representa una devaluación de 96% frente a la tasa oficial del 17 de agosto.

La variante ahora es que el petro, la criptomoneda creada por el gobierno para sortear las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, y respaldada por el precio del petróleo, se encargará de darle estabilidad al nuevo bolívar.

El académico del CIDE precisó que el precio del petróleo fluctúa, “entonces que la moneda (...) tenga que moverse más menos, es una locura en términos de lo que eso significa la estabilidad para la economía, para las empresas, para las personas.”

Las referencias que se está usando es muy mala porque el precio del petróleo, como el precio de cualquier mercancía, no es una cosa estable, entonces me parece que no es lo más correcto o apropiado usar como ancla de la estabilidad el precio de una cosa que se mueve de acuerdo a muchas circunstancias”.

El Gobierno fijó el valor de cada petro en 60 dólares, un poco menos que el precio medio del barril de petróleo venezolano. Y decidió también que cada petro valdrá tres mil 600 bolívares soberanos.

Además, el Gobierno oficializó el miércoles la regulación de precios de 25 productos básicos, los cuales escasean y sólo se consiguen a través de revendedores.

Hasta el sábado habían sido detenidas 200 personas y se aplicaron multas a 500 comercios por no respetar los precios fijados.

Alejandro Fierro, investigador del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) y residente en Caracas, dijo a Excélsior que “el control de precios que va a establecer (el gobierno) con unos límites máximos, está por verse si tiene esa capacidad de controlar los precios, pero claro, ahí la responsabilidad ya no pertenece al gobierno, pertenece al sector de la distribución y del comercio”.

Algunos productos a los que se fijó precio por kilo son el arroz en 42 bolívares soberanos (0.7 dólares según la tasa oficial), la pasta en 48 bolívares soberanos (0.8 dólares), la harina de maíz en 20 bolívares soberanos (0.33 dólares), la carne de res en 90 bolívares soberanos (1.5 dólares), el café en 60 bolívares (1 dólar) o el pollo en 78 bolívares soberanos (1.3 dólares).

también te puede interesar