El Paso

Piden esclarecer muerte de James Camacho

Karla Valdez
El Diario de El Paso | Viernes 24 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

El menor, en vida
A seis meses de que James Martín Camacho fuera encontrado muerto cerca del lugar donde desapareció, familiares del menor siguen con la incertidumbre de qué pasó con el niño antes de su fallecimiento.  

James desapareció el pasado 21 de enero, cuando salió de la vivienda ubicada en la sexta etapa del fraccionamiento de Riberas del Bravo.

Y a pesar de que la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) encabezó un extenso operativo, donde se realizaron rastreos por lugares donde supuestamente James caminó, un día antes de cumplirse un mes de su desaparición, James fue encontrado muerto en un campo algodonero en las inmediaciones de Riberas de las Barrancas y Riberas de las Piedras del fraccionamiento Riberas del Bravo, lugar donde se realizó uno de los rastreos.

Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades mexicanas, una de las hermanas de James dijo a El Diario de El Paso que Teraisa Mower, madre del menor ha “perdido el rumbo”.

“Mi madre ha estado muy mal desde que pasó lo del pequeño James”, explicó Antonia Mower.

La mujer relató que su madre ha caído en una fuerte depresión, que en ocasiones la lleva a alejarse de todos, incluyendo a sus seres queridos.

Tal y como ocurrió la semana pasada, cuando Teirasa dejó de tener contacto con su familia y amigos, quienes comenzaron a buscarla e incluso estuvieron a punto de llamar a las autoridades.

“Se deprime mucho... no la encontrábamos, pero gracias a Dios ya está con nosotros y está bien, pero sigue muy afectada por lo de mi hermanito”, reiteró.

La autopsia realizada al cuerpo de James reveló que el niño murió de hipotermia y tenía alrededor de siete días sin comer y aproximadamente 10 de muerto en el lugar donde fue encontrado.

FGE continúa investigaciones

Aunque FGE determinó que James había muerto por causas naturales, Teirasa no estaba conforme con los resultados y a pesar de que la mujer pedía una segunda autopsia esto no fue posible. Esto, debido a que el cuerpo de James no podía ser trasladado a Estados Unidos, si no estaba correctamente preparado como lo exigen la autoridades.

“No tuvimos la seguridad de qué fue lo que pasó con el pequeño James y eso nos tiene mal”, explicó la mujer.

Por su parte, el fiscal Jorge Nava López mencionó que el caso de James fue lamentable, pero enfatizó que la muerte del menor fue natural y no un hecho violento.

Ante esto, Nava López aseguró que la Fiscalía a su cargo continúa con las investigaciones del caso, para poder determinar dónde estuvo el menor los 20 días previos a su fallecimiento.

“Aunque no hubo una causa de muerte violenta, la investigación sigue abierta porque nosotros nos hemos comprometido a establecer qué fue lo que sucedió en ese tiempo, en dónde estuvo el menor y cuáles fueron las circunstancias que dieron a este lamentable hecho”, concluyó.

kvaldez@diariousa.com

también te puede interesar