El Paso

Niños se enfrentan solos a tribunales...

The New York Times | Sábado 01 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

En la dinámica, hacen juegos de roles con los niños
Nueva York— La cobertura que han hecho los medios de la crisis fronteriza se ha concentrado de manera considerable en los padres y niños que han sido separados. Sin embargo, las pesadillas de los niños migrantes comienzan apenas ponen un pie en Estados Unidos, como queda documentado en este video: https://youtu.be/WCKprnm3mIA

Todos los niños que cruzan la frontera sin documentos tienen un caso judicial migratorio qué enfrentar, pero no hay derecho a un abogado gratuito en ese tribunal. Por lo tanto, los niños –quienes a veces sólo hablan una lengua que no es inglés– se enfrentan solos a abogados del Gobierno para pelear por quedarse en Estados Unidos. Si eso suena absurdo, es porque así es. El Congreso estadounidense tiene el poder de cambiar esta situación.

Después de que entró en vigor la política de tolerancia cero del presidente Donald Trump, en el despacho jurídico Estadounidenses A Favor de la Justicia Inmigrante comenzamos a percatarnos de que había un aumento en la cantidad de niños pequeños que necesitaban representación legal. Pensamos: ¿cómo podemos hacer que un niño comprenda la gravedad de su situación?

Creamos un libro para colorear con la idea de explicarles a los niños cuáles son sus derechos. Les explica conceptos como qué es un país, quién es un inmigrante y qué hace un juez. Como parte de nuestra presentación de “Conoce tus derechos”, leemos el libro a niños que han sido separados de sus padres o que han llegado sin la compañía de un adulto y hacemos que actúen situaciones hipotéticas de la historia.

Los niños que aparecen en el video previo son afortunados. Un albergue que dirige la Oficina de Reasentamiento de Refugiados los reunió con sus familiares en Miami. Estamos representándolos gratis en los tribunales. Sin embargo, para muchos de los niños con los que trabajamos en los albergues, el libro para colorear es el único asesoramiento legal que reciben.

El riesgo es alto: más de la mitad de los niños que se presentan en un tribunal migratorio no tienen representación legal. Nueve de cada diez recibirán una orden de deportación. Si como país en verdad estamos comprometidos a proteger a los niños, lo mínimo que podemos hacer es garantizar un abogado a los niños migrantes que no puedan pagar uno.

también te puede interesar