El Paso

Defienden vecinos inmuebles en Duranguito, ante miedo de demolición

Jaime Torres Valadez/El Diario de El Paso | Domingo 02 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Aseguran que personal gubernamental y policías rondan el vecindario
Algunos pernoctan en el lugar, afirman
Vecinos y activistas defensores del barrio Duranguito mantienen vigilancia permanente en las inmediaciones del sector ante la desconfianza que tienen del gobierno municipal de no cumplir la orden judicial ofrecida por el Tribunal de Apelaciones del Octavo Distrito emitida el martes de esta semana.

“Aunque el alcalde ha dicho que respetará la resolución, la verdad es que tenemos desconfianza de que personal del gobierno venga de nuevo a realizar las labores de demolición”, afirmo Selfa Chew, integrante del Grupo Paso del Sur.

Sentada a un lado de Toñita, una de las vecinas defensoras, la activista comentó que después de emitir la suspensión temporal han visto la presencia de personas del gobierno y oficiales de la Policía que rondan el vecindario.

“Tenemos vigilancia las 24 horas y aquí viene la gente, e incluso se duerme en la banqueta, para en caso de una contingencia se dé la voz de alerta”, declaró.

“Aquí estoy vigilante porque yo quiero mucho este barrio, pero sobretodo he trabajado mucho”, dijo Toñita Morales, quien se mantuvo toda la mañana frente a los edificios.

El alcalde Dee Margo, enterado de la resolución, giró la orden de suspensión, y a través de un comunicado dio a conocer a los medios informativos que respetará la orden judicial.

Yolanda Leyva, una de las involucradas en el movimiento, dijo sentirse satisfecha por la emisión de la declaratoria al comentar que llegó en un momento oportuno debido a la tensión existente.

Y es que durante el inicio de trabajos de demolición realizados por empelados de JMR Demolition, varias personas se pusieron frente  a la maquinaria utilizando su cuerpo como escudos, con el fin de que los trascabos no dañaran  los edificios. “Estuvo a punto de ocurrir una tragedia”, coincidieron.

“Tres jueces de apelación firmaron la orden” manifesto Max Grossman, historiador involucrado en la batalla legal para preservar el vecindario al cual consideran patrimonio cultural. La notificación causó júbilo entre el vecindario.

Los vecinos denunciaron que desde que se giró la orden, las autoridades han desatendido las labores de limpieza, por lo que ellos mismos se han encargado de recoger la basura. “Parece que es con el propósito de que la zona no luzca bonita. Hay una intención del gobierno”, concluyeron.

también te puede interesar