El Paso

Recuerda ex promotor al Divo de Juárez

Jaime Torres Valadez/El Diario de El Paso | Martes 04 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Durante una reunión de amigos
A dos años de su partida, permanece la añoranza por Alberto Aguilera Valadez
Lo representó en Texas, Nuevo México y Arizona
En una de muchas giras
“Fue un genio, un hombre fuera de serie de esos que nacen cada 100 años”, así describe el promotor artístico Francisco Cabral al cantautor Alberto Aguilera Valadez -Juan Gabriel-, a dos años de su muerte, y de quien dijo tuvo una relación de amistad más que de trabajo.

Con un dejo de tristeza, nostálgico pero con una satisfacción personal, el empresario narró a El Diario de El Paso parte de sus vivencias y anécdotas con el ídolo juarense quien falleciera en su casa en Santa Mónica, California, un 28 de agosto horas antes de presentar un concierto en el auditorio Don Haskins aquí en El Paso, Texas.

“Fueron muchos años de convivir con él y desde que lo conocí hubo una conexión entre ambos que derivó en una bonita amistad”, expresó el también ex combatiente en la guerra de Vietnam. 

Rodeado de fotografías y artículos personales de Juan Gabriel expuestos en una de las habitaciones de su residencia, ubicada en el Este de la ciudad, Cabral resalta el valor sentimental que representan cada cuadro, ropa, lentes y escritos del cantautor.

“Cada fotografía tiene una historia y aquí tengo muchos recuerdos y vivencias de cada uno de ellos, en especial del señor Alberto”, expresó mientras contemplaba y mostraba algunas de las ilustraciones.

Se conocen

Recordó que fue en 1983 cuando tuvo el primer contacto con él luego de que la cantante de música ranchera Lucha Villa le sugirió que lo contactara y le  dio su teléfono.

Explicó que en ese tiempo acudió a la ciudad de México en un viaje promocional de la Feria de Santa Rita, que se celebra en la ciudad de Chihuahua, para atender una serie de entrevistas con los periodistas Ricardo Rocha y Guillermo Ochoa, de Televisa.

Añadió que gracias a Lucha Villa, pudo hablar directamente con Juan Gabriel que en esos años no era tan popular, pero ya tenia varios éxitos musicales.

“Recuerdo que hablé con él personalmente. Ahí quedamos en vernos en la ciudad de Guadalajara dos semanas después y fue cuando lo conocí y aceptó un contrato para presentarse en esta ciudad. “Sin querer viajamos juntos y al día siguiente ya estaba almorzando en mi casa”, dijo visiblemente emocionado.

Desde entonces inició una relación profesional y presentaciones tanto en Estados Unidos como en otros países. Y aunque en ese tiempo Juan Gabriel ya tenía contratos con otros promotores de la nación, el cantautor le propuso que lo representara en Texas, Nuevo México y Arizona.

Presentaciones memorables

Una de las giras que más recuerda fue la celebrada en el año 2005 en Las Vegas, Nevada donde por primera vez logró presentar a un latino en el MGM Hilton, con la asistencia de nueve mil personas en cada uno de los tres espectáculos realizados.

Cuenta que a Juan Gabriel no le gustaba subirse a los aviones por lo que cuando iban a ciudades cercanas viajaban en carro. “Yo manejaba y su asistente -Jesús Salas- iba en el asiento del pasajero. Juan siempre iba atrás escribiendo en su cuadernillo y ‘tarareando’ la melodía”.

Otra de las anécdotas fue en su viaje a Venezuela donde Juan Gabriel abarrotó el centro de convenciones ‘Poliedro’ en Caracas, lugar que solo José Luís Rodríguez ‘El Puma’ había logrado llenar. Más de 20 mil personas ingresaron al espectáculo.

En Maracaibo, el éxito fue similar aunque tuvieron problemas durante el viaje, ya que su vuelo sufrió una demora a causa de una tormenta. “Llegamos una hora y media antes del concierto y el taxi nos dejó a cuatro cuadras por que las calles estaban bloqueadas por tanta gente que iba al concierto. Recuerdo que Juan Gabriel tomó a mi esposa Elena del brazo para evitar que lo reconocieran y lo abordaran”.

Antes de salir al escenario le pregunté que cómo se sentía y dijo: “Tengo miedo”. Sin embargo, fue un concierto exitoso y diferente al cerrar su actuación con ‘Arriba Juarez’ en lugar de ‘Lágrimas y lluvia’ como estaba programado, “Fue algo emocionante escuchar esa canción porque solo tres éramos de Juárez”.

A decir de Francisco Cabral el ‘Divo de Juárez’ se daba el lujo de cambiar el espectáculo como él quería. “Como cantante, compositor, arreglista y productor dominaba el escenario”.

Y es que a comparación de otros aristas, Cabral sabia con cual melodía abrían el concierto, con cual presentaba a sus músicos y con cual terminaban el espectáculo. “Juan Gabriel era diferente, uno no sabia qué iba  a pasar en el escenario”.

Sus canciones

 En su segundo aniversario del fallecimiento, ahora Cabral y su familia extrañan las visitas de Juan Gabriel a su casa en donde con frecuencia acudía a desayunar. “Le gustaba mucho el menudo y tenía una forma peculiar de pedir más, sonaba la cuchara en el plato, por lo que mi esposa le servía un doble o tercer plato, según su apetito”.

Con gran satisfacción conserva 24 canciones escritas del puño y letra del artista. Explica que en una ocasión fue a su casa y vio cuando Juan Gabriel abrió un cajón para guardar una hoja donde había escrito una canción y para sorpresa vio que estaba lleno de hojas en las cuales escribía sus melodías. 

“Observé que cuando escribía una canción para interpretarla con otro artista como Rocío Dúrcal a cada párrafo le ponía una ’A’ de Alberto o una ’R’  de Rocío”.  

Otro de los tesoros que guarda en su galería es una dedicatoria que le escribió Juan Gabriel a su esposa Elena en uno de sus discos favoritos ‘’cosas de enamorados’ , cuya letra escribió a los 17 años de edad y en las cuales describe sus experiencias buenas y amargas que tuvo con la gente.

Super Elena: “Estas canciones dan testimonio de lo tanto que he amado. Me han querido, me han adorado, me han humillado, me han despreciado pero estoy aquí todavía y allá en la mente de todos…Ahora todo es diferente y aunque pudieran olvidarme jamás lo harán porque soy inolvidable…” reza el escrito que le escribió en su presencia luego de preguntarle cuál era su disco favorito.

 

Sorpresa

El aprecio y la confianza fue tal que en la elaboración de contratos no había abogados, manager o agencias. “Era un trato directo. Yo le escribía las ciudades donde proyectaba sus conciertos y él con pluma ponía las cantidades de sus honorarios de acuerdo a la plaza. Así de fácil”.   

El organizador de conciertos indicó que uno de los detalles que jamás olvidará fue la celebración que le hiciera con motivo de su cumpleaños luego de concluir una gira por McAllen, Texas.

“Ese día pasó algo que me desconcertó a nuestro regreso a El Paso. Estábamos en el aeropuerto de McAllen y siempre éramos los últimos en subir al avión y antes de abordar el se atrasó y lo esperé pero me dijo que me fuera y el se quedó, así que regresé solo.

“A mi llegada a casa recibí una llamada de él invitándome a su casa de Ciudad Juárez y para mi sorpresa organizó una cena para festejar mi cumpleaños al lado de mi esposa y otros amigos. La cena servida por Paco Wong estuvo deliciosa”.

Afirmó que durante la cena le preguntó del porqué se había quedado en el aeropuerto a lo que me respondió sonriendo: “Es que ese avión me dio malas vibras y por eso tomé otro como una hora y media después”.

 

Un profesional

A lo largo de casi 20 años de representarlo, afirma que el artista siempre mostró un profesionalismo en el escenario y por ello cree que logró convertirse en la figura musical en los últimos años rebasando a muchos de los grandes cantantes y compositores. “Él sabia que iba a ser grande desde niño. Como persona y como amigo siempre mostró su humildad”.   

El promotor del artista mencionó que en una ocasión le dijeron a Juan Gabriel que cuando muriera lo sepultarían en el panteón de los ‘Hombres Ilustres’, en la Ciudad de México, a lo que el contestó: “No, ahí no conozco a nadie, mejor entiérrenme con mi mamá”, relató a manera de broma.

Para él, los homenajes póstumos son muestra del cariño que le tienen sus seguidores. 

“Hay que recordarlo siempre y rendirle un tributo en cada aniversario”, expresó tras lamentar que en su primer aniversario él le rindió un homenaje con la presencia de Shaila Dúrcal en el Plaza Theater, pero la familia del cantautor intentó ‘boicotearlo’ argumentando que no habían autorizado.

“Aunque está en nuestros corazones, espero cada aniversario honrar su memoria”, concluyó el amigo del ‘Divo de Juárez’. 

también te puede interesar