El Paso

'Trabas a inmigrantes legales están perjudicando negocios'

The New York Times | Martes 04 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Resienten empleadores la falta de personal
Nueva York— La administración Trump está usando la amplia y casi opaca burocracia inmigratoria de Estados Unidos a fin de restringir el flujo de trabajadores extranjeros que llegan al país estableciendo obstáculos nuevos destinados a eliminar las entradas legales.

El Gobierno está negando más visas de trabajo, pidiendo a los solicitantes que presenten información adicional y demorando las aprobaciones con mayor frecuencia que hace apenas un año. Hospitales, hoteles, empresas de tecnología y otras compañías dicen estar teniendo ahora dificultades para llenar las vacantes de empleos con los trabajadores extranjeros que necesitan.

A falta de las contrataciones de personal de otros países, los empleados restantes son obligados a llenar el hueco. Las industrias de temporada como hoteles y los servicios de jardinería están teniendo que rechazar clientes o proporcionar menos servicio. A los directivos corporativos les preocupa el impacto a largo plazo de perder ingenieros y programadores talentosos ante países como Canadá, que está recibiendo con los brazos abiertos a los extranjeros capacitados.

En abril del 2017, el presidente Trump firmó la orden ejecutiva “Comprar Estadounidense y Contratar Estadounidense”, girando a funcionarios gubernamentales instrucciones de “aplicar rigurosamente” las leyes inmigratorias.

Varios meses después, el presidente avaló una iniciativa que reduciría a la mitad la inmigración legal. La propuesta de ley fue impulsada por dos senadores republicanos, pero los líderes republicanos del Congreso no le han dado seguimiento.

Algunos legisladores consideran que Trump está recurriendo a canales administrativos para modificar las políticas inmigratorias debido a que dichos cambios se han estancado en el Capitolio. 

“Si quieren hacer una propuesta inmigratoria, deben enviarla al Congreso”, dijo el representante demócrata Ro Khanna. “La administración debe participar en ese debate. Cambiar de manera unilateral y sin rendición de cuentas lo que ha autorizado el Congreso no es democrático”.

En la práctica, las empresas señalan que el aumento de papeleo ha vuelto más difícil conseguir visas de empleo. Lo anterior se ha añadido a la dificultad de encontrar trabajadores calificados ahora que la tasa de desempleo ha bajado al 3.9 por ciento.

En un reciente análisis de datos gubernamentales de la Fundación Nacional para la Política Estadounidense se determinó que durante los últimos tres meses del año fiscal 2017 la tasa de negación de solicitudes de visa H-1B para trabajadores extranjeros calificados se elevó 41 por ciento, respecto al tercer trimestre. Las peticiones gubernamentales de información adicional en las solicitudes se duplicaron en el cuarto trimestre, unos cuantos meses después de que Trump dio su orden.

Los expertos dicen que la reducción sostenida en la inmigración con el tiempo podría disminuir el crecimiento conforme se vayan jubilando más personas de las generaciones de la postguerra.

también te puede interesar