El Paso

Trunca violencia vida de beisbolista paseño

Karla Valdez
El Diario de El Paso | Miércoles 05 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

David Gilberto Ávila
La ola de violencia que se vive en las calles de Ciudad Juárez cobró la vida de un paseño de 22 años, quien era conocido en la vecina ciudad por su amor al beisbol.

Amigable, alegre y un gran deportista, así es como amigos y familiares recuerdan a David Gilberto Ávila, quien hace casi dos semanas fue asesinado a balazos.

Los hechos ocurrieron el 23 de agosto, justo en el patio frontal de su vivienda, en el cruce de Sierra Rumorosa y Sierra de Rosario, en la colonia La Cuesta, donde hombres armados dispararon contra el pelotero.

La muerte de “Rodman”, como le apodaban, consternó al gremio beisbolero en ambos lados de la frontera, ya que él no sólo jugó en las ligas de beisbol de Juárez, sino también fue un destacado pelotero cuando estudió en Montwood High, de 2011 a 2013.

Aunque su amor por el rey de los deportes nació desde que tenía aproximadamente dos años, cuando veía jugar a su hermano mayor, el serpentinero Esaúl Ávila.

“Desde chiquito él quería jugar como Esaúl y siempre tuvo talento para el beisbol, porque como a los tres años me lo pidieron para (jugar) un nacional pero no lo dejé porque estaba muy chiquito mi’jo”, comentó Magda Vargas, madre de Ávila.

Ávila comenzó a formar su carrera como pelotero en la Liga Villahermosa y luego de varios años su esfuerzo rendiría frutos al ser seleccionado para representar a México en 2013 en el Mundial de Beisbol Sub-18 en China Taipei.

Se preparaba para el Estatal

La madre de Ávila dijo a El Diario de El Paso que su hijo se estaba preparando duro físicamente ya que uno de sus sueños era jugar en el Estatal de Beisbol de Primera Fuerza en Chihuahua.

“Me decía ‘mamá ya voy a entrar al gimnasio y me voy a poner bien fuerte para el Estatal y poder jugar con los Indios el año que entra’”, relató Vargas.

Pero los planes de Ávila no sólo estaban enfocados en el deporte, ya que también quería terminar sus estudios, pero antes de volver a la escuela comenzó a trabajar en una empresa empacadora cerca de Anthony, Nuevo México.

“Yo lo dejaba en el puente y él se iba a empaquetar cebolla. Tenía muchos planes para su vida pero ya no alcanzó a cumplirlos”, dijo la mujer.

Lamentan su partida

Amigos y familiares de Ávila han externado en redes sociales su sentir tras la pérdida de su ser querido, a quien aseguran, siempre extrañarán.

“Me vas a hacer mucha falta. Tantas aventuras, tantas risas, tantos enojos; contigo lo tuve todo. Te quiero carnal y espero que allá arriba estén de fiesta porque les llegó un angelote. Te extrañaremos”, expresó Oriam Lozano.

Mientras otros como Jocelyn Portillo, aseguran que Dios llamó a Ávila a su lado porque necesitaba que él jugara en su equipo en el cielo.

“Dios ya te necesitaba para reforzar su equipo celestial. Fuiste un gran pelotero y pocos como tú, con esa garra para jugar”, enfatizó.

La madre de “Rodman” pide a las autoridades hacer su trabajo ya que asegura temer por su vida y la de su familia.

La mujer agregó que espera que Dios se apiade de la persona que le arrebató a su hijo de una manera tan cruel.

“Esa persona no sabe el dolor que me dejó, no sabe cómo estoy destrozada porque me quitó a mi hijo tan lleno de vida, que Dios lo perdone”, concluyó.

kvaldez@diariousa.com

también te puede interesar