El Paso

Llora la Virgen otra vez, aseguran feligreses

Associated Press | Miércoles 05 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Devotos acuden a Hobbs, Nuevo México, a observar el inusual hecho
Hobbs, N. M.— Según los informes, una escultura de la Virgen María en una iglesia católica de Nuevo México, que al parecer derramó lágrimas en el pasado, está llorando nuevamente.

Los devotos dicen que la estatua de bronce de Nuestra Señora de Guadalupe en una parroquia de Hobbs, Nuevo México, fue vista derramando lágrimas otra vez el sábado, meses después de que feligreses la vieron llorando, informa el periódico Hobbs News-Sun.

Los creyentes de la iglesia católica de Nuestra Señora de Guadalupe dijeron que es la primera vez en más de tres meses, y la cuarta vez en general, que la estatua ha “llorado”.

La Diócesis Católica de Las Cruces está investigando la escultura de la Virgen María.

El obispo de Las Cruces, Oscar Cantú, dijo que si los investigadores de la Iglesia determinan que la causa del fenómeno es sobrenatural, los jerarcas de la iglesia “deben discernir si es de Dios o del diablo”.

“La estatua está hecha de bronce”, dijo Cantú al dar una actualización de la investigación la semana pasada. “Cuando se examinó el interior hueco, no se encontró nada en el interior que pudiera haber creado algún líquido. Había telarañas en el interior hueco... Las muestras líquidas recolectadas de la estatua fueron enviadas a un laboratorio para su análisis químico”.

Cantú dijo que dos métodos distintos de análisis indican el mismo resultado: el líquido es aceite de oliva con una mezcla perfumada, químicamente similar al crisma sagrado, un líquido oleoso utilizado en bautismos y otros sacramentos y ceremonias católicas.

Las noticias de más lágrimas por la estatua se extendieron más allá de Hobbs, una ciudad de aproximadamente 34 mil habitantes, cerca de la frontera estatal con Texas.

“Me enteré esta mañana por mi madre y mi abuela”, dijo Billy Luna, de Kermit, Texas. “Iba camino a Ruidoso durante el fin de semana y quería parar y dar gracias”, agregó.

Esta no fue la primera vez que Luna visitaba la Parroquia de Nuestra Señora, pero era la primera vez que veía a la estatua llorar.

“Me parece real”, dijo Luna. “Sentí algo aquí (apuntando hacia su corazón) cuando la vi. Me da escalofríos sólo de pensarlo”, añadió.

Algunos católicos creen que las imágenes inexplicables de Nuestra Señora de Guadalupe –la Santa Patrona de México y los mexicoamericanos– o las estatuas de la Virgen María que parecen llorar son señales de una tragedia venidera o una posible advertencia.

también te puede interesar