El Paso

Artículo de opinión desata ira 'volcánica' de Trump

The Washington Post | Jueves 06 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

El presidente despotricó contra el NYT
Washington— El presidente Donald Trump y sus asesores reaccionaron con indignación el miércoles ante una columna de opinión sin firma de un alto funcionario, que criticó la “amoralidad” del presidente, y lanzaron una frenética búsqueda del autor, que afirma ser parte de una “resistencia” secreta dentro del Gobierno para proteger a la nación de su comandante en jefe.

La columna extraordinaria, publicada anónimamente en el New York Times, apareció un día después de que se dieran a conocer los primeros extractos del nuevo libro de Bob Woodward, en el que los principales asesores de Trump pintaron un retrato devastador del presidente y describieron una atmósfera “loca” dentro de la Casa Blanca.

Ambos textos describen a Trump como un peligro para el país que lo eligió y alimentan la paranoia del presidente sobre en quién puede confiar.

Trump reaccionó a la columna con ira “volcánica” y dijo que estaba “absolutamente enfurecido” por lo que consideraba un acto traicionero de deslealtad.

El mandatario señaló a sus confidentes que sospechaba que el funcionario trabaja en temas de seguridad nacional o en el Departamento de Justicia, según revelaron dos personas familiarizadas con sus discusiones privadas.

Trump cuestionó en Twitter si el funcionario era una “fuente falsa”, y escribió que si “la persona anónima SIN AGALLAS sí existe, el Times debe, por motivos de seguridad nacional, entregarlo al Gobierno de inmediato”.

En una columna titulada “Soy parte de la resistencia dentro de la administración Trump”, la persona a la que Times identifica sólo como un “alto funcionario” describe el estilo de liderazgo de Trump como “impetuoso” y lo acusa de actuar imprudentemente, “de una manera que es perjudicial para la salud de nuestra república”.

El funcionario escribe que los miembros del gabinete presenciaron suficientes muestras de inestabilidad por parte de su jefe, que hubo “intentos tempranos” de invocar la Enmienda 25 para eliminar a Trump de su cargo, pero decidieron, en su lugar, evitar una crisis constitucional y trabajar dentro de la administración para contenerlo.

“Muchos funcionarios designados por Trump se han comprometido a hacer lo que podamos para preservar nuestras instituciones democráticas y al mismo tiempo frustrar los impulsos más equivocados del señor Trump hasta que termine su mandato”, escribe el funcionario.

La columna, que se publicó a media tarde del miércoles, provocó temblores en el ala oeste y lanzó un juego de adivinanzas frenético. Auxiliares sorprendidos cancelaron las reuniones y se apiñaron detrás de puertas cerradas para diseñar una respuesta. Los auxiliares analizaron los patrones del lenguaje para tratar de discernir la identidad del autor o, como mínimo, la parte de la administración donde trabaja el autor.

“El problema para el presidente es que podría ser tanta gente”, dijo un funcionario de la administración, quien, al igual que muchos otros entrevistados para esta historia, habló bajo la condición de anonimato a cambio de su sinceridad. “No se puede descartar a una persona. Todos lo intentan, pero es imposible”.

La frase “las células durmientes se han despertado” circuló en mensajes de texto entre ayudantes y aliados externos.

“Es como las películas de terror cuando todo el mundo se da cuenta de que la llamada viene del interior de la casa”, dijo un exfuncionario de la Casa Blanca en estrecho contacto con sus excompañeros de trabajo.

La advertencia descarnada y anónima fue un evento impresionante sin precedentes en la historia presidencial moderna.

“Para que alguien en el seno de la Casa Blanca diga que hay un grupo de nosotros que conforma la resistencia, asegurándose de que el presidente de los Estados Unidos no haga cosas irracionales y peligrosas, exhibe un momento alucinante”, dijo el historiador Douglas Brinkley.

La columna se sumó a la narrativa en evolución de la presidencia de Trump, basada en reportes diarios de noticias y libros como los de Woodward, que se basan en relatos sinceros de funcionarios anónimos dentro del Gobierno.

“Esto es lo que todos nosotros hemos entendido que es la situación desde el primer día”, dijo a reporteros el senador Bob Corker, republicano por Tennessee. Agregó: “Es por eso que creo que todos nosotros alentamos a las buenas personas alrededor del presidente a quedarse”.

Trump fue el primero en hablar en nombre de la administración y arremetió contra el Times por su decisión de publicar la columna.

“El fracasado New York Times tiene un editorial anónimo, ¿puedes creerlo? Anónimo, sin sentido, un editorial sin sentido”, dijo Trump a los periodistas durante un evento con sheriffs en la Sala Este de la Casa Blanca.

El presidente pasó a hacer alarde de su popularidad, aunque casi todas las encuestas públicas muestran que más estadounidenses desaprueban su desempeño laboral que los que lo avalan. “Nuestros números de encuesta son geniales, y adivinen qué: Nadie va ni siquiera a tambalearme en 2020”, dijo Trump, mientras los sheriffs reunidos detrás de él estallaron en aplausos.

El presidente luego tuiteó una sola palabra alegando un posible delito: “¿TRAICION?”.

también te puede interesar