Espectáculos

Es el chico malo del boliche

The New York Times | Lunes 27 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Los Angeles— Billy Bob Thornton se paró frente a una de las pistas del boliche-galería de Bowlmor, los ojos entornados ante el montón de pinos. Se detuvo un momento con el brazo derecho en un ángulo de 90 grados y su mano derecha acunando suavemente la bola.

Cuando estuvo listo, extendió la mano hacia atrás, apuntó y, con un movimiento rápido de dos pasos, lanzó hacia el centro del carril.

“¡Chuuuzaaa!”.

Gritos, silbidos y manos chocando por todos lados.

Su amor por el boliche contrasta con la imagen de Billy Bob Thornton, el actor, músico, escritor y ex marido de cinco mujeres. Para muchos, su nombre va mejor con la definición de iconoclasta tatuado, bebedor de whisky, intolerante y ex de una actriz que supuestamente llevaba un frasco de su sangre alrededor del cuello...

De ser cierto esto último, estaríamos hablando de Angelina Jolie, pero la historia es falsa. No era sangre, explica. Bueno, no mucha. Y no era un frasco.

“Ella tenía uno de esos camafeos, nos pinchamos los dedos y derramamos unas cuantas gotas de sangre ahí”, recuerda Thornton.

Y no es que esos días de locura no hayan existido, aunque hoy la única reminiscencia son los tatuajes que cubren casi cada centímetro de sus brazos... y algunas partes menos expuestas de su anatomía.

“Nos la pasamos bien”, dice con toda naturalidad y apenas un dejo de nostalgia.

Actualmente, está dedicado de lleno a su sexta esposa, Connie Angland, a quien conoció en 2003 en el set de ‘Un Santa no tan Santo’, y a su hija de 14 años, Bella, a quien decidieron educar en casa.

Hoy el actor pasa mucho tiempo en su hogar.

“Sólo estoy ocupado cuando estoy en filmación”, apunta. El resto del tiempo, está componiendo música o conviviendo con los otros tres hijos que procreó con dos de sus ex esposas.

Juega boliche desde que era adolescente. Al haber crecido en Hot Springs, Arkansas, no había gran cosa que hacer.

Aunque su mamá, que es psíquica, predijo que algún día trabajaría con Burt Reynolds (y así lo hizo, en Evening Shade) y que ganaría un Oscar (y lo ganó por el Guion Adaptado de ‘Resplandor en la Noche’), lo que él realmente deseaba era ser beisbolista profesional.

Incluso hizo pruebas con los Kansas City Royals, pero una pelota rebelde le rompió la clavícula.

Entre amigos

Aquí en el club Bowlmor, Thornton está rodeado de sus íntimos camaradas: Connie Angland; el tecladista Teddy Andreadis y el guitarrista J.D. Andrew, ambos integrantes de su banda Boxmasters (Thornton toca la batería y canta); su publicista de toda la vida, Arnold Robinson; Jaime Sickora, el ingeniero en jefe de Henson Recording Studios; y Faryal Ganjehei, manager de Henson.

Ya no es Mr. Hollywood. Su amigo más cercano en la industria es Dennis Quaid, quien estaba invitado esta noche, pero, ¡lástima!, no se encontraba en la ciudad.

Ciertamente parece una estrella de rock ,con su playera negra sin mangas, sombrero y plaquitas de identificación colgadas de una cadena al cuello. Su cabello y barba plateadas, con lentes de aumento que permanecen oscuros aún en interiores.

“Son más claros que mis gafas de sol. Mi esposa me dijo que no me operara”, comparte.

Jugar boliche es el único ejercicio que hace realmente. Cada vez que sale de gira con los Boxmasters, como lo hará en breve para promover su nuevo disco, In Stereo, siempre buscan un hueco en su agenda para irse de bolos.

“No puedes contar con encontrar muchas cosas en cada lugar al que vas, pero es casi un hecho que va a haber un boliche”, sostiene Thornton.

Compró su propia bola, una con un diseño azul y plata, en Grand Rapids, Michigan. Los Boxmasters eran abridores de un concierto de Def Leppard, y en sus días libres las dos bandas se enfrentaban en torneos de bolos.

Pero esta noche Thornton decidió usar las bolas del lugar, las cuales estaban grasientas, sudadas y... bueno, asquerosas.

“Tengo desorden obsesivo compulsivo, ansiedad y una fobia a los muebles antiguos”, admite, mientras regresamos a la bolera en uno de tantos breaks para fumar cigarrillos American Spirit.

Por fortuna, tuvo la precaución de traer consigo una botella grande de desinfectante, la cual colocó sobre una mesa, al lado de un plato de nachos que no probará. Después de cada turno, se aplicaba generosamente en las manos.

“Todos los músicos son buenos en el boliche. Creo que tiene que ver con un don de sus manos”, apunta Sickora.

“Y él es todo un profesional”, agrega Ganjehei con tono reverencial, mientras Thornton se anotaba una chuza tras otra.

Entre música y TV

Éste ha sido un verano muy movido para el actor. Además del tour con los Boxmasters, arrancó la segunda temporada de ‘Goliath’, la serie que estelariza en Amazon en el papel de un abogado alcohólico. Grabó un Globo de Oro por esa interpretación el año pasado.

Gran parte de la acción de ese programa se desarrolla en Ocean Lodge, un hotel cercano. El actor aprecia los incontables atractivos del vecindario y en general de la megalópolis.

“Trabajo en un negocio que detesto, pero adoro Los Ángeles. He estado aquí durante 38 años. Esta es la ciudad donde nacieron y crecieron mis hijos, y es el lugar donde se cumplieron mis sueños”.

Tres jugos, varias cervezas y muchos cigarrillos después, el marcador final fue de 398 para el equipo del actor y 384 para sus oponentes. Él obtuvo un 139, un 130 y un 99: no su mejor marca, pero bastante bien.

¿Qué habría hecho si no hubiera ganado?

“Probablemente irme a la esquina y hacer pucheros”.

EL EXPEDIENTE

- William Robert Thornton nació el 4 de agosto de 1955 en Hot Springs, Arkansas

- Su madre, Virginia Roberta Faulkner, es psíquica, y su padre, William Raymond Thornton, era maestro de historia de prepa y entrenador de basquetbol.

- Ha estado casado seis veces: con Connie Angland (de 2014 a la fecha), Angelina Jolie (2000-2003), Pietra Thornton (1993-1997), Cynda Williams (1990-1992), Toni Lawrence (1986-1988) y Melissa Lee Gatlin (1978-1980).

- Al principio de su carrera era tan pobre, que sólo comía papas. Esa dieta pobre en potasio le provocó miocarditis. Recibió tratamiento médico en un hospital por la generosidad de un médico que era de su pueblo natal.

- Tiene cuatro hijos: Amanda Brumfield, William, Harry y Bella. Amanda, hoy de 39 años, fue condenada a 20 años de prisión por la muerte de una niña de un año que estaba a su cargo.

- Ha ganado dos Globos de Oro y un Oscar.

 

también te puede interesar