Espectáculos

Las películas que llegarán a Netflix

El Diario de Juárez | Martes 28 Agosto 2018 | 19:27 hrs

La larga espera por la primera película de Tamara Jenkins desde su nominada al Oscar de 2007 The Savages parece finalmente estar llegando a su fin. Pasó dos años trabajando en el guion de Private Life, y seleccionó a Katheryn Hahn y Paul Giamatti para que interpretaran a una pareja de mediana edad en Nueva York que atraviesa la tormenta médica y emocional de la reproducción asistida. Pero justo cuando la producción estaba a punto de comenzar, la compañía que la había desarrollado, Amazon Studios, se retractó y dejó a Jenkins estancada. Y entonces llegó Netflix, informó El Universal.

"Creo que 'abatida' sería la palabra perfecta. Ellos la salvaron", dijo Jenkins, la realizadora de 56 años de The Slums of Beverly Hills. “Estaba asustada. Pensé que íbamos a meter la pata, que íbamos a perder la oportunidad. Y entonces Netflix dijo 'nosotros la haremos', y lo dijo increíblemente rápido".

Private Life, que se estrena el 5 de octubre, es parte del programa de otoño más extenso que cualquier estudio de cine habría armado. Entre septiembre y Navidad, Netflix estrenará al menos 25 películas, una o dos casi cada semana, muchas de ellas de los cineastas más buscados en Hollywood.

Entre ellas: el drama de Nicole Holofcener sobre la crisis de los 40 The Land of Steady Habits (14 de septiembre), el thriller de Jeremy Saulnier Hold the Dark (28 de septiembre), el docudrama de Paul Greengrass sobre el ataque terrorista de 2011 en Noruega 22 July (19 de octubre), la épica de David Mackenzie sobre Roberto I de Escocia Outlaw King (9 de noviembre), el western de Joel y Ethan Coen The Ballad of Buster Scruggs (16 de noviembre) y la primera película mexicana de Alfonso Cuarón desde Y tu mamá también de 2001, Roma. Y esto sin mencionar una nueva obra de un cineasta del que no se ha oído en años, The Other Side of the Wind de Orson Welles, terminada póstumamente.

Un año después de que Mudbound se convirtiera en la principal candidata al Oscar de Netflix hasta la fecha, la programación de la gigante del streaming (que gastó unos 8 mil millones de dólares en 2018) se encamina a la temporada de premios con una ola de cintas de prestigio y de género.

El que Netflix recorra todo el camino hasta los Premios de la Academia aún está por verse, pero independientemente de eso, tiene una oferta que cualquier estudio envidiaría.

Es un impulso significativo para una compañía cuyas películas originales han tenido una calidad irregular (como ejemplo pueden ver Bright, War Machine o cualquier cinta de Adam Sandler). Y aunque los críticos han argumentado que sus estrenos pueden perderse en su mar de opciones infinito, será difícil que sus películas de otoño pasen desapercibidas. Seis cintas de Netflix irán al Festival de Cine de Venecia y ocho al de Toronto.

"Usualmente digo miren, las películas se encuentran en Netflix", dijo Ian Bricke, codirector de la división de películas independientes de Netflix. "Y ciertamente también es importante para nosotros tener este tipo de películas en la cultura. Private Life estuvo en Sundance, va a estar en el Festival de Cine de Nueva York, estará en los cines. Va a ser reseñada y vivida y comentada como cualquier otra película, y puede llegar potencialmente, en un periodo muy corto de tiempo, a una audiencia realmente importante alrededor del mundo. Para mí, es lo mejor de los dos mundos".

La muy esperada Roma de Cuarón iba a estrenarse en Cannes, pero luego Netflix retiró sus películas del festival francés porque el encuentro decidió sacarlas de la competencia principal. La cinta irá a los festivales de Venecia, Toronto y Nueva York antes de pasar al servicio de streaming en diciembre. Para el realizador mexicano de Gravity y Children of Men, su cinta en blanco y negro ubicada en los años 70 lo obligó a reinventarse como cineasta.

Pero al igual que con Private Life de Jenkins, el filme profundamente personal de Cuarón, sobre el barrio en la Ciudad de México donde creció, nunca iba a ser una venta fácil para los distribuidores. Netflix, donde las películas originales suelen ser vistas por millones de personas, significaba un lanzamiento global mucho más allá de los cines de arte y ensayo. Cuarón califica el apoyo de la empresa a Roma como “sin precedentes”.

"El filme especializado, el llamado mercado de las películas extranjeras hoy en día es muy desafiante y a veces sus recursos son limitados", dijo Cuarón. "Netflix creyó totalmente en la película y entiende que este tipo de películas pueden tener una audiencia enorme. Así que ahora están apoyando creativa y enérgicamente la cinta. Lo que ellos ofrecieron fue absolutamente persuasivo. Estoy muy, muy agradecido con ellos".

Para Cuarón, hacer Roma, sobre una mujer que trabaja como empleada doméstica para una familia de clase media, era parte de reconectarse con el "viaje personal" del cine. Calcula que un 90% está basado en sus recuerdos. Se esmeró mucho en recrear la casa de su niñez. Nadie del equipo o reparto tenía un guion.

"Es algo que se estuvo cocinando por mucho, mucho tiempo", dice de la película.

Jenkins también apeló a su propia experiencia para Private Life. La película se basa en parte en sus propios intentos de embarazo con su esposo, el guionista Jim Taylor. Aunque su instinto era no dramatizar ese capítulo de su vida.

"Cuando estaba descargando mis aflicciones, una amiga mía que es cineasta me dijo 'Dios mío, de verdad que tienes que escribir sobre esto'. Y le dije, '¡Ni hablar! ¡Jamás lo haría! ¡No!'", dijo Jenkins. Pero al ver a otras amigas atravesando retos de fertilidad similares, se lo replanteó. "Hay algo tan existencial sobre este problema. Es tan primario. Simplemente pensé que era un lente maravilloso para estudiar a esta pareja".

Tanto Private Life como The Land of Steady Habits de Holofcener fueron abandonadas por otras casas cuando Bricke y el codirector de contenido independiente Matt Levin las tomaron. Sin consultar con el jefe de contenido Ted Sarandos, pueden aprobar cualquier cosa con un presupuesto menor de 10 millones de dólares.

"Tenemos un modelo de negocios y un apetito por el riesgo creativo que no es único pero es relativamente escaso", dijo Bricke. "Cuando un Charlie Kauffman o una Tamara Jenkins o una Nicole Holofcener se presentan, es bastante fácil para nosotros dar el brinco con ellos".

La película de Holofcener es protagonizada por Ben Mendelsohn como Anders Hill, un hombre de Connecticut que deja a su esposa (Edie Falco), renuncia a su trabajo en finanzas y empieza a actuar alocadamente. Basada en la novela de Ted Thompson, es la primera adaptación para Holofcener, el guionista y director de Enough Said y Friends With Money, y la primera centrada en un hombre.

"Me identifico con él como un padre divorciado que inevitablemente va a cometer errores", dijo Holofcener." Me gusta pensar que no cometo errores tan serios o catastróficos como Anders, pero todos tenemos defectos y sufrimos nuestros propios tropiezos y tratamos de ser modelos de conducta para nuestros hijos. Ellos toman el camino que quieren y no podemos controlarlos. Es aterrador. Me identifico con él en eso. Yo soy más agradable, me gustaría pensar, y no estoy tan dañado. Pero es lo que hace una buena película, ¿no?".

también te puede interesar