Espectáculos

Cuando un grande dice adiós

Agencias | Viernes 31 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Aretha Franklin es despedida por sus fans
Nueva York—Elvis, Whitney, Prince, Biggie y, ahora, Aretha. Los funerales y servicios públicos de la realeza de la música han sido tan variados como sus obras, desde pequeños eventos familiares hasta días de homenajes tan grandiosos como fueron sus vidas.

Bien lo dijo una admiradora de Aretha Franklin mientras esperaba para entrar a un museo de Detroit el martes a darle el último adiós.

"Sé que la gente está triste, pero es una celebración: la gente está bailando y cantando su música", expresó Tammy Gibson, de Chicago, quien llegó al velorio público a las 5:30 de la mañana. "Vi el ataúd recubierto de oro y caí en cuenta: se ha ido, pero su legado y su música vivirán por siempre".

A continuación una mirada a las a veces elaboradas despedidas a los grandes de la industria.

Whitney Houston

Su familia declinó hacer un servicio público tras su repentina muerte en Los Ángeles el 11 de febrero del 2012, a los 48 años, y optó por honrarla con un funeral televisado al que sólo pudieron asistir personas con invitación, en la iglesia bautista New Hope en su natal Newark, Nueva Jersey.

¡Y qué funeral aquel del 18 de febrero! Duró cuatro horas en la iglesia de su infancia, que sentó a 1.500 asistentes. Su brillante féretro fue transportado por una carreta dorada cubierta de rosas moradas y blancas.

Interpretaciones de Stevie Wonder, CeCe Winans, Alicia Keys y otros se mezclaron con himnos cantados por el coro de la iglesia. El mentor musical de Houston, el magnate discográfico Clive Davis (la cantante murió justo antes de la fiesta de David previa a los Grammy), y la prima de Houston, Dionne Warwick, hablaron.

Michael Jackson

La súbita muerte del propio Jackson a los 50 años convulsionó a fanáticos alrededor del mundo el 25 de junio del 2009. Tras un servicio privado, un memorial público en el Staples Center de Los Angeles se transmitió en vivo el 7 de julio. Se calcula que la audiencia superó los mil millones.

El ataúd de bronce de Jackson, similar al de Brown, fue chapado con oro de 14 quilates y forrado con terciopelo azul. Cada uno de los hermanos de Jackson usó un guante de lentejuelas en su honor.

Entre los famosos presentes estuvieron Smokey Robinson, Lionel Richie, Kobe Bryant y Magic Johnson.

Queen Latifah leyó "We Had Him", un poema escrito para el servicio por Maya Angelou. La hija de Jackson, Paris, que entonces tenía tan solo 11 años, lloró al hablar de su amor por el "mejor papá que uno pueda imaginar". La ceremonia se transmitió en todo el mundo.

Elvis Presley

Fue una procesión digna de un rey.

Presley murió en Graceland, en Memphis, el 16 de agosto de 1977 y las multitudes que llegaron fueron tan grandes que el entonces presidente Jimmy Carter convocó a 300 tropas de la Guardia Nacional para que ayudaran a manejar el orden.

Tras ser llevado a una funeraria para que lo embalsamaran, el cuerpo volvió a Graceland, donde fue colocado en el vestíbulo para un velorio público. Más de 30.000 admiradores pudieron entrar, según reportes.



El modesto funeral del 18 de agosto se realizó en la sala de estar de Graceland. Asistieron celebridades, por supuesto, como su coprotagonista de "Viva Las Vegas" Ann Margret y James Brown. Lo más impresionante fue la larga fila de autos que siguieron a la carroza blanca de Presley en el camino al cementerio Forest Hill, donde el Rey del Rock n Roll fue sepultado junto a su amada madre, Gladys Love.

Se estima que unas 80.000 personas se congregaron a los lados de la calle con carteles hechos a mano para ver la procesión.

Luego que un ladrón trató de robarse el cuerpo, los restos de Elvis y de su madre fueron mudados a un jardín de Graceland.

también te puede interesar