Estado

Es Congreso del Estado el tercero más caro de la frontera norte

El Diario de Chihuahua | Martes 28 Agosto 2018 | 11:33 hrs

Chihuahua— El Congreso del Estado de Chihuahua es el tercer Poder Legislativo más costoso de la frontera norte y el segundo que más gastó en servicios personales en 2018, según datos del Instituto Mexicano para la Competitividad, A.C. (IMCO).

Del reporte se desprende que este año, el brazo legislativo chihuahuense tuvo un presupuesto de 361 millones 867 mil 494 pesos, superado sólo por Baja California con 498 millones 822 mil 622 pesos y Sonora, quien se coronó con un total de 688 millones 944 mil pesos en 2018.

Sin embargo, el congreso chihuahuense rebasó a Nuevo León, que tiene incluso un grupo legislativo mayor con 42 diputados y un presupuesto de 349 millones 999 mil 986 pesos, esto es, un costo legislativo menor en el estado regiomontano que posee una cantidad de habitantes mucho mayor.

Asimismo, IMCO establece que cada uno de los 33 legisladores chihuahuenses, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos aprobado por ellos mismos en diciembre de 2017, constituye un gasto de 10 millones 965 mil 682 pesos anuales al erario.

En contraste, un mexicano que gana el salario mínimo diario (88.36 pesos) tendría que trabajar 340 años para igualar la cantidad que gastará el diputado que lo representa.

En el análisis per cápita, según cálculos del IMCO publicados en su Informe Legislativo 2018, a cada chihuahuense le cuesta 95 pesos mantener a su diputado, el cual representa, en promedio, a 115 mil 663 habitantes en el estado.

Así, los congresistas del estado grande además, se posicionaron en el segundo lugar de las entidades de la frontera norte que más gastaron en servicios personales, como salarios y prestaciones.

Este costo equivale a 64 por ciento de todo el presupuesto asignado este año, acorde con datos del IMCO, es decir, un aproximado de 231 millones 595 mil 196 pesos.

Tamaulipas, por otro lado fue la única entidad que se situó por encima de Chihuahua. Su gasto para los servicios personales de 36 legisladores fue del 75 por ciento de su presupuesto total, el cual es de 156 millones 681 mil 822.

Además, Chihuahua fue también uno de los estados a nivel nacional que menos asignó su presupuesto aprobado a ayudas sociales, ubicándose en el lugar 22 de todas las entidades que evaluó el IMCO.

El Congreso chihuahuense otorgó sólo el cuatro por ciento de su presupuesto al rubro de apoyos, mientras que el porcentaje del gasto para los servicios personales de los 33 diputados fue del 57 por ciento.

Esto contrasta con el presupuesto legislativo que destinó el Congreso de Guerrero al rubro de apoyos sociales, el cual representó el 48 por ciento del gasto total que ejercerá el Poder Legislativo local durante el presente año.

En su informe, el IMCO retoma en cada una de las secciones la “promesa” de austeridad y efectividad, “de tal forma que no sólo sea discursivo, sino que se convierta en una realidad.

Más aún cuando al implementar estas medidas se fortalece el ejercicio de la función parlamentaria y se limita el uso de recursos públicos para fines ajenos al trabajo parlamentario”.

El domingo 26 de agosto, El Diario de Chihuahua reveló que los 33 congresistas chihuahuenses gastaron más de 41 millones de pesos a lo largo de dos años de labores legislativas por concepto de gastos para apoyo distrital y de gestoría.

La opacidad de la comprobación de los gastos fue evidenciada luego de que algunos diputados entregaron facturas de restaurantes hasta por 13 mil pesos y en conceptos como servicio de mantenimiento de autos particulares, así como compra de despensa y productos en tiendas departamentales.

Los diputados de la LXV Legislatura no están obligados a comprobar la aplicación de los recursos que reciben cada mes por una cantidad de 53 mil pesos. Cada uno sólo deberá entregar un reporte del destino del apoyo distrital.

Nadia Siqueiros, de la bancada panista, reportó por ejemplo un gasto de 20 mil 470 pesos en su estancia en un hotel de Huatulco, Oaxaca del 20 al 24 de abril.

Adriana Fuentes, abanderada priista tuvo consumos en restaurantes que van desde pagos de cuentas de 2 mil hasta casi 14 mil pesos en establecimientos de la ciudad de Chihuahua así como de la Ciudad de México.

El resto de los diputados presentó gastos por miles de pesos en gasolinas, publicidad en medios de comunicación, compra de alimentos en restaurantes de comida rápida, adquisiciones de cobijas, bolsas, dulces y despensas, entre otras erogaciones que ni siquiera fueron facturadas durante 2017.

Del Informe Legislativo 2018 del IMCO, el Congreso de Puebla fue quien tuvo el presupuesto más eficiente, ya que por cada 41 diputados habrá un gasto de 3 millones 538 mil 341 pesos anuales.

En cambio, el Poder Legislativo de Chihuahua es tres veces más caro que el de Puebla, a pesar de tener menos legisladores y representar a menos ciudadanos.

 

también te puede interesar