Estado

Elementos recibieron amenazas tras detener a sospechosos

Staff
El Diario de Juárez | Domingo 09 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Patrulla baleada durante la emboscada
Ciudad Juárez— Los policías estatales que fueron emboscados la tarde del pasado jueves en el municipio de Bocoyna habían recibido previamente llamadas de los narcotraficantes para que liberaran a tres personas que habían detenido en la comunidad de San Juanito, les ofrecieron dinero y ante la negativa de los estatales cumplieron la advertencia.

Lo anterior lo reveló ayer el titular de la Comisión Estatal de Seguridad, Óscar Alberto Aparicio Avendaño, quien rechazó que haya sido una falla de mando la causa del resultado fatal, pues cuando los agentes regresaban a su base, aún era de día, dijo.

“Dos horas antes de la emboscada los compañeros hicieron la detención de tres personas que traían un arma corta calibre 10 milímetros.

Estas personas se identificaron plenamente como integrantes del grupo de La Línea, bajo las órdenes del H-2, y estando los compañeros poniéndolos a disposición reciben amenazas de diferentes personas donde si no los dejan en libertad y a cambio de darles un monto económico, van a atacarlos y los van a matar”, declaró ayer el comisionado en entrevista en el C-4.

Los compañeros valientemente ponen a disposición a esas personas, hacen lo que tienen que hacer conforme a derecho y ellos cuando van regresando a la base (en Creel) son emboscados de manera cobarde, esto fue una emboscada, no un enfrentamiento, donde lamentablemente fallecen cuatro compañeros de la CES y otros más resultan heridos, lamentó Aparicio Avendaño.

El funcionario estatal afirmó que se desplegó un fuerte operativo en la zona y anunció que los responsables del ataque serán capturados.

“Llevamos más de 35 detenidos desde los primeros ataques y éste no va quedar en la excepción. Les aseguro que los vamos a detener, tenemos toda la fuerza de la CES en este momento en un operativo de manera coordinada, ya tenemos el apoyo de la Policía Federal. No lo vamos a bajar hasta que detengamos a los responsables”, dijo.

Sobre los señalamientos de que falló la estrategia de mando, el comisionado puntualizó que la detención que hicieron los agentes fue de rutina, los detuvieron de manera circunstancial. Los amenazaron y desafortunadamente cumplieron.

Reconoció que falló la señal de radiofrecuencia, pues los radios que ellos tienen no alcanzan a cubrir toda la zona porque no hay suficientes antenas instaladas.

“Eran las 6 de la tarde, ellos planeaban llegar alrededor de las 7 de la tarde a su base. Cuando empieza la emboscada, ellos tenían todavía luz, nosotros hemos dado la instrucción de que no lo hagan de noche, sino de día.

Ya cuando llegó el apoyo obviamente ya era noche. Todos los comandantes tienen la toma de decisión”, subrayó.

El comisionado señaló que ya pidió telefónicamente al delegado de PGR que actúe para que los tres detenidos identificados como Demetrio Arturo Banda, Carlos Humberto Antillón y Jesús Ignacio Pérez no salgan de prisión y el Ministerio Público federal solicite la vinculación a proceso ante el juez correspondiente.

Asimismo entregaron las declaraciones de los agentes sobrevivientes a las autoridades de la PGR.

también te puede interesar