Estado

Trabajan agentes sin balas ni apoyos

Salud Ochoa
El Diario | Domingo 09 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Operativo de vigilancia después del enfrentamiento
Ciudad Juárez— Agentes de la Policía Estatal y Ministerial –quienes pidieron omitir su nombre por temor a represalias– denunciaron las pésimas condiciones y carencias en las que aseguran están trabajando y que los ponen en riesgo continuamente.

Asimismo, dijeron sentirse abandonados y cosificados por el Gobierno y los mandos policiacos, ya que son enviados a operativos en regiones de alto riesgo sin el material y equipo suficiente para enfrentar a los delincuentes lo que, dijeron, significa casi una muerte segura.

“Todos los gobiernos nos han fallado. Cuando llegan nos dicen que las cosas van a cambiar y no es así. No les importa el riesgo que corremos por falta de equipo, no nos ven como seres humanos, sino como ‘cosas’ que se pueden desechar”, indicaron molestos.

Dijeron que desde hace dos años no cuentan con algo tan básico como son las municiones necesarias para trabajar, por lo que tienen que comprarlas ellos mismos con su salario ya de por sí bajo.

Aunado a ello, indicaron, el armamento con el que cuentan es de mala calidad y en ocasiones obsoleto, por lo que hacer frente a los delincuentes en esas condiciones es una burla ya que aquellos cuentan con todo tipo de armas nuevas o por lo menos en buen estado, lo que les permite “atacar como si nada”.

“Nos sentimos solos, abandonados por la autoridad. Hay un desinterés total por mejorar las cosas y nosotros somos los que estamos pagando las consecuencias de ello. Nos mandan a trabajar a las comunidades de la Sierra con un apoyo de 350 pesos por concepto de viáticos y allá tenemos que vivir en la comandancia”.

A la falta de armas, uniformes y equipo en general –dijeron– se suman las jornadas laborales que, en el caso de la Policía Ministerial, son de 12 horas continuas durante 13 días seguidos de trabajo por dos de descanso lo que, aseguraron, afecta el rendimiento de los elementos.

Asimismo, dijeron que hay un déficit muy grande de policías y se espera que este aumente ya que, a raíz de las agresiones cada más continuas y mortales hacia los elementos, algunos han manifestado su decisión de renunciar.

“Muchos compañeros ya no quieren seguir y si ya de por sí faltan policías esto se va a poner peor”, enfatizaron.

sochoa@diarioch.com.mx

también te puede interesar