Estado

Denuncian rarámuris abusos de director de AC

El Diario de Chihuahua | Domingo 09 Septiembre 2018 | 12:33 hrs

Chihuahua–– Decenas de rarámuris denunciaron frente a la Cruz de Clavos lo que calificaron como abusos que están ocurriendo en los asentamientos tarahumaras Diaz Cabrera Infante y Pájaro Azul por parte de Eleazar Sánchez, presidente del consejo y director de la AC asentamientos Tarahumaras. En su denuncia publica narraron que el director estableció un esquema de “venta obligada de casas a sus ocupantes actuales, con la amenaza de que quien no acepte o incumpla el esquema de pagos será desahuciado y desalojado del asentamiento”.

Por lo anterior las Gobernadoras leyeron un pronunciamiento oficial frente a Palacio de Gobierno para exigir a las autoridades asuman cartas en el asunto.

A continuación de reproduce el pronunciamiento de manera integra:

“Les hablamos desde los asentamientos Carlos Díaz Infante y Pájaro Azul, para compartirles que somos dos comunidades que hace más de veinte años nos tuvimos que venir a vivir a la Ciudad de Chihuahua porque en nuestras pueblos no habia oportunidades para trabajar, ni estudiar, por que allá si habia carencia para eso.

Cuando llegamos a la ciudad nos organizamos para vivir en varios terrenos que estaban abandonados al sur de la ciudad. Primero estabamos en lo que ahora es el palomar y de allí nos corrieron cuando Patricio Martinez era Gobernador. Otras personas como algunos padres Jesuitas nos apoyaron incluso el Padre Carlos Dìaz Infante consiguio terrenos donde empezamos a construir con casas cartón y madera.

Después con ayuda del Padre Oscar Raynal nos ayudaron a poner casas ya hechas y otras cuatro recicladas, que es donde vivimos ahora, desde entonces, los padres nos dijeron que nos podiamos quedar a vivir aquí hasta que quisieramos, si no rompiamos las reglas como de no tomar, tener un trabajo, cuidar a nuestros hijos e hijas y mandarlos a la escuela y otras reglas.

Este asentamiento es donde hemos hecho vida, donde empezamos a construir nuestro patrimonio, nuestras familias, nuestros hijos que han nacido aquí, la gente nos dice que estos asentamientos estan muy organizado y nos felicitan por el trabajo que hemos hecho desde entonces.

Los padres Jesuitas Oscar Raynal, Carlos Diaz Infante, Carlos Arroyo entre otros hicieron una asociación para  que consiguieran recursos y nos siguieran ayudando con lo que necesitara la comunidad. Estabamos muy bien hasta que llegó un señor que se llama Eleazar Sánchez, el no es Raramuri y no entiende nuestas costumbres. Cuando era director sacaba las cosas de la gente de sus casas y los dejaba afuera. A otras gentes les decia que los iba a llevar a una casa mejor y los dejaba tirados en las orillas de la ciudad, como el caso de Catalina a quien se le muriò su hijo despuès de que la desalojaron. Eleazar ahora dice que el es el presidente de la asociacion y quiere vendernos las casas o sacarnos de nuestra comunidad.

No entendemos como dice que quiere ayudar, cuando uno quiere ayudar de verdad no deja a la gente tirada, ni te obliga a pagarle la gasolina, ni te saca de tu casa. Eleazar lo unico que hace es querernos vender las casas y decirnos que si no las pagamos nos va a sacar, nos amenaza. Ese señor ya no tiene respeto, no respeta a las autoridades indígenas. Entra, hace y dice lo que quiere, nos contradice y nos falta al respeto como autoridades indigenas y como personas.

No necesitamos personas como Eleazar que nos vengan a faltar al respeto y nos quieran decir lo que queremos o no queremos, lo que necesitamos o no necesitamos.

Nos negamos a que Eleazar Sanchez o cualquier emisario enviado por él entre a nuestras comunidades o siga haciendo uso de nosotras para pedir dinero o cualquier tipo de recurso, pues no nos llega y no lo queremos.

Cualquier muestra de solidaridad para con nuestras comunidades es bienvenida pero siempre con dignidad y respeto a nuestros usos y costumbres.

Es por eso que pedimos su apoyo como gobierno, otros pueblos indigenas, asociaciones civiles, medios de comunicaciòn y personas que apoyan esta asociaciòn para defender nuestras comunidades y nuestras casas que es lo unico que tenemos desde que llegamos aquì.

No vamos a permitir que nos vengan a quitar o vender nuestras casas como los han hecho en el asentamiento Carlos Arroyo a base de amenazas y miedo.

Exigimos que se nos respete nuestro derecho a escoger libremente como vivir y como organizarnos”.

también te puede interesar