Estados Unidos

Protestan reos por mejores condiciones y salarios

The New York Times | Lunes 27 Agosto 2018 | 18:06 hrs

Nueva York— Los reos en la Institución Correccional Hyde de Carolina del Norte colgaron tres mantas de la cerca de la prisión la semana pasada mientras los simpatizantes se conglomeraban afuera. Una de las mantas pedía mejor comida; otra solicitaba la libertad condicional; la tercera decía, “en confinamiento solitario”.

La protesta se generó en apoyo a una huelga de reos a nivel nacional para llamar la atención a los bajos salarios que los reos ganan, instalaciones decrépitas y duras sentencias que según los organizadores plagan las poblaciones de las prisiones de todo el país. Aunque no se sabe qué tanto se han expandido este tipo de demostraciones, los activistas dijeron que ellos han mostrado una nueva habilidad para entablar un enlace con los reos a través de las fronteras estatales en una época cuando se vive una agitación en las prisiones y los decesos de reos bajo custodia son cada vez más frecuentes en las noticias.

“Los presos no son ajenos a su realidad”, dijo Paul Wright, director ejecutivo del Centro para la Defensa de los Derechos Humanos y un crítico de muchos años de las condiciones en prisión. “Ellos ven a personas morir a su alrededor. Ven la explotación financiera. Ven la injusticia”.

Las protestas conducidas por los reos han sucedido por generaciones, pero sólo en los últimos años se ha visto que los organizadores han tenido éxito en una coordinación de una penitenciaría a otra y de un estado a otro. En el 2010, los reos en Georgia utilizaron teléfonos celulares de contrabando para coordinar protestas en al menos seis prisiones. Y en el 2016, los presos en varios estados dejaron de reportarse a trabajar en protesta de los salarios que reciben.

La mayor parte de este reciente activismo se ha enfocado en los salarios de los reos, los cuales pueden ser de no recibir ni un centavo en estados como Carolina del Sur y Texas, hasta sólo unos cuantos dólares por un día completo de trabajo en otros lugares. Los presos se refieren a estas prácticas como “trabajo de esclavos”, y los organizadores de la huelga de este años han exigido que a los reos se les pague el salario prevalente por limpiar, cocinar y otros trabajos que realizan tras las rejas.

La gente comienza a darse cuenta lo asqueroso que es que a seres humanos se les pague con centavos”, dijo Amani Sawari, una vocera de Abogados de las Cárceles Alzan la Voz, un grupo organizador de la huelga.

El salario actual deja a muchos presos sin poder costearse llamadas de teléfono a sus familiares, o pasta de dientes y desodorante de la despensa, según expertos. Incluso después de trabajar duramente dentro de la cárcel, con frecuencia les queda muy poco o nada ahorrado que les pueda ser de ayuda para pagar renta u otras necesidades cuando son liberados.

también te puede interesar