Estados Unidos

Republicanos texanos consolidan estatus de estrella de rock de Beto O'Rourke

El Diario de Juárez | Jueves 30 Agosto 2018 | 14:38 hrs

En su búsqueda de un ídolo, de alguien le les levante el ánimo y los saque de su estado de desgracia, esta semana un inesperado guía les mostró el camino a los demócratas: los republicanos texanos, escribe The Washington Post.

El Partido Republicano estatal identificó a un astro de rock en una descolorida fotografía blanco y negro de los años 90. Vestía algo con un diseño floral y tenía el cabello con partidura en medio recogido en una cola.

Ese hombre es Beto O’Rourke en sus tiempos de estudiante universitario. Como bajista eléctrico, a principios de los años 90 recorrió Estados Unidos y Canadá con su banda de rock punk, “Foss”.

Oriundo de El Paso, Texas, O’Rourke colgó la guitarra y ahora es un congresista en su tercera gestión demócrata que está retando en las elecciones legislativas al senador republicano Ted Cruz. La campaña sólo le deja tiempo interludios musicales ocasionales, como cuando el 4 de julio se presentó con Willie Nelson.

La maniobra del partido estatal tuvo sus inconvenientes. La evidencia salió a la luz y circuló vía Twitter. En vez de incriminar a O’Rourke, le dio una imagen, digamos, seductora ante algunos. Convirtió al congresista en un símbolo de la conexión entre la música y la política.

Al parecer la faceta menos convencional del candidato revelada esta semana atrajo particularmente a los opositores más acérrimos del presidente Trump y de sus aliados legislativos, incluyendo a Cruz.

Otros opinaron que en Texas el colorido pasado de O’Rourke —y específicamente su vestimenta en la foto de la banda— provocará divisiones.

O’Rourke, de 45 años, es un astro demócrata en ascenso. El texano ha captado la atención de celebridades, desde Ellen DeGeneres hasta LeBron James. “¿Es Beto O’Rourke la respuesta similar a Obama ante Trump en el 2020?”, preguntó esta semana Vanity Fair.

Aparentemente molestos porque el congresista rehusó debatir el viernes con Cruz en Dallas, los republicanos texanos lanzaron una serie de ataques en forma de teorías sobre la razón de que “Beto haya estado evadiendo los debates con el senador Ted Cruz”.

De acuerdo con los “me gusta” en Twitter, la imagen más popular que han hecho circular fue la fotografía de la banda de O’Rourke. En la parte inferior estaba rayoneado el pretexto, “Lo siento, no puedo debatir. Tenemos tocada”.

Pero O’Rourke se dedicó poco al punk. En esa época estaba terminando su licenciatura en inglés en la Universidad Columbia.

La revista GQ señaló que el único “escándalo” que los republicanos descubrieron era que “Beto O’Rourke tiene amigos, es ‘cool”.

El partido estatal no da su brazo a torcer, descalificando a quienes reaccionaron favorablemente a las imágenes como personas irrelevantes para la política en Texas.

también te puede interesar