Internacional

Efectos indirectos de la guerra en Yemen dejan más muertos

Associated Press | Sábado 21 Abril 2018 | 11:44 hrs

Naciones Unidas— Los efectos indirectos de la guerra de Yemen se cobran más vidas ahora que los bombardeos y ataques terrestres, dijo el viernes el director saliente del Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC, por sus siglas en inglés) en el país.

Según Alexandre Faite, más de 2 mil personas murieron por cólera y diarrea acuosa aguda en poco más de seis meses, el sistema sanitario del país está en ruinas, la mayoría de las ciudades no tienen apenas electricidad y faltan productos básicos o tienen precios muy elevados.

"La situación en Yemen y los resultados de los efectos indirectos de las hostilidades son muy graves", dijo Faite a un pequeño grupo de reporteros. El funcionario está viajando a capitales com Berlín, Bruselas, París y Washington para trasladar su mensaje a las autoridades.

Con la alta mortalidad por el cólera "yo personalmente creo (...) que ahora muere más gente por los efectos indirectos de las hostilidades", apuntó.

La guerra civil de Yemen estalló seis meses después de que los rebeldes chiíes, conocidos como hutíes, y sus aliados tomaran la capital del país, Saná, en septiembre de 2014. Una coalición liderada por Arabia Saudí ha estado intentando restaurar al gobierno reconocido internacionalmente en el poder, pero el conflicto se ha estancado y los hutíes controlan aún Saná y gran parte del norte del país.

El secretario general adjunto de Naciones Unidas para cuestiones humanitarias, Mark Lowcock, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU el martes que Yemen siguen siendo "la peor crisis humanitaria del mundo", donde tres cuartas partes de la población, alrededor de 22 millones de personas, necesitan ayuda humanitaria urgente, incluyendo 8,4 millones que luchan para encontrar su próxima comida.

Antes de la guerra, Yemen importaba el 90 por ciento de sus alimentos básicos, medicamentos y combustible pero, según Lowcock, las demoras en los puertos y la escasez provocó importantes alzas en el precio de los alimentos y de los productos básicos, obligando a cientos de miles de familias a recurrir a la ayuda humanitaria para sobrevivir.

"La ayuda humanitaria no será la solución", señaló Faite.

"La vida económica es clave", añadió. "Un país no puede vivir de la ayuda humanitaria (...) lo que también es vital es que se puedan recuperar los artículos comerciales, las importaciones y la vida comercial".

Para Faite, es crítico que las autoridades políticas y militares permitan la llegada de bienes esenciales a todo el país.

"Las operaciones militares ya son suficientemente malas", dijo Faite, pero los efectos indirectos de la guerra en la decadente infraestructura de Yemen, la incapacidad para pagar a trabajadores sanitarios, maestros y funcionarios "está afectando realmente en la vida diaria de los yemeníes".

@

notas relacionadas

también te puede interesar