Internacional

Teme ONU 'catástrofe del siglo' en Siria

Reforma | Lunes 10 Septiembre 2018 | 21:33 hrs

Ginebra, Suiza— La batalla que se avecina por el último bastión de los rebeldes sirios no sólo podría ser la peor de la guerra, sino la peor del siglo.

Así lo afirmó este lunes el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, después de que Rusia e Irán hayan dado en la última semana su respaldo al Gobierno de Bashar al-Assad para que asalte la provincia de Idlib.

"Tiene que haber maneras de solucionar este problema sin que Idlib se convierta en la peor catástrofe humanitaria con la mayor pérdida de vidas humanas del siglo 21", declaró Lowcock en una rueda de prensa en Ginebra.

"Se sabe que hay allí una gran cantidad de combatientes, incluso terroristas de organizaciones proscritas. Pero pienso que hay 100 civiles, la mayoría mujeres y niños, por cada combatiente en Idlib", añadió.

Unas 3 millones de personas viven en la provincia, la mitad desplazados de otras regiones de Siria.

En los últimos días, de acuerdo con la ONU, más de 30 mil han escapado de sus hogares en Idlib desde que el Gobierno y sus fuerzas aliadas reanudaron la semana pasada sus bombardeos para retomar control del enclave rebelde.

Ante la posibilidad de nuevas atrocidades como las cometidas en el pasado, Estados Unidos advirtió al régimen sirio de que su respuesta militar a un posible ataque químico será la más fuerte que ha lanzado hasta ahora en este país y aseguró tener el respaldo de Francia y el Reino Unido en esa postura.

El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, dijo el mes pasado que teme el uso de armas químicas en Idlib por parte de las fuerzas gubernamentales o de la exfilial siria de Al-Qaeda, mientras que Damasco y Moscú han acusado a los rebeldes de preparar un falso ataque de este tipo para intentar culpar a las autoridades.

Lowcock indicó que Naciones Unidas está preparada para distribuir ayuda a unas 800 mil personas, de las cuales 100 mil podrían dirigirse hacia zona controladas por Damasco y 700 mil hacia el interior de la provincia sitiada en un primer momento.

"El Programa Mundial de Alimentos envió una semana de ayuda alimentaria para 850 mil personas", agregó.

El pasado viernes, los líderes de Rusia, Turquía e Irán celebraron una cumbre en Teherán en la que se acordó dar una última oportunidad para que los grupos terroristas en el interior de Idlib depongan las armas y evitar así la ofensiva.

Sin embargo, el régimen de Assad califica de terrorista a la práctica totalidad de la Oposición armada, por lo que esta posibilidad es remota.

también te puede interesar