Internacional

Con presión de EU, rivales históricos se vuelven aliados

El Diario de Juárez | Martes 11 Septiembre 2018 | 14:21 hrs

Vladivostok, Rusia. Desde este puerto del Pacífico hasta un campo siberiano de entrenamiento ubicado a mil 440 kilómetros (900 millas) de distancia, el martes China y Rusia hicieron llegar un claro mensaje a Washington: ante la presión de Estados Unidos, estos rivales históricos están volviéndose aliados, publicó The Washington Post

En Vladivostok, el presidente ruso Vladimir Putin recibió al presidente chino Xi Jinping como invitado especial del congreso anual sobre el lejano oriente ruso.

Mientras tanto, en Siberia más de tres mil soldados chinos se sumaron a efectivos rusos en los mayores ejercicios militares del país desde la era soviética.

China y Rusia cooperan con regularidad en ejercicios bilaterales. Pero ésta es la primera ocasión en que Moscú ha incluido a las fuerzas chinas en sus ejercicios estratégicos anuales reservados normalmente para sus aliados más cercanos: drones, paracaidistas, artillería y aviones de combate participaron en simulacros de batallas.

La participación de las unidades chinas implica un cambio potencial mayor: dos países que desde hace largo tiempo se consideraban adversarios militares ahora son aliados al confrontar a Estados Unidos.

“Los dos países están tratando de decir: si Estados Unidos se sobrepasa, nosotros vamos a acercarnos uno al otro”, dijo Alexander Gabuev, director del Programa Rusia en Asia-el Pacífico adscrito al Centro Carnegie Moscú.

Washington está librando una guerra comercial con China e imponiendo sanciones al alza a Rusia. La administración Trump ha reorientado la estrategia nacional de seguridad de Estados Unidos hacia una “gran competencia de poder” con Rusia y China, asegurando que ambos países desean “formar un mundo contrario a los valores e intereses estadounidenses”.

Las crecientes tensiones de China con Washington han aumentado —desde la perspectiva china— el valor de la tecnología y experiencia militar de Rusia, consideran analistas. Para Putin, las sanciones occidentales están volviendo más atractivo el poder económico de China ahora que el presidente ruso busca aliados nuevos.

Pocas personas esperan que Rusia y China formen una alianza formal similar a la OTAN. Pero ambos países están haciendo saber que podrían asociarse en un pacto militar en caso de alguna confrontación con Washington en la cual coincidan sus intereses.

Actualmente dicha relación, dijo el analista independiente sobre política exterior de Moscú Vladimir Frolov, representa una “alianza militar de facto, no formalizada a propósito con el fin de mantener la ambigüedad”.

también te puede interesar