Local

Insólito: ha enfrentado 259 audiencias por fraude

Blanca Carmona/
El Diario de Juárez | Sábado 21 Abril 2018 | 00:00:00 hrs

Rodrigo Adame suele pedir a los reporteros ‘foto pa’l Face’
El presunto defraudador Rodrigo Adame Acevedo ayer fue sentenciado a dos años de cárcel y al pago de más de 176 mil pesos como reparación del daño debido a que se quedó con un vehículo Toyota y con mil 700 dólares de una persona que le solicitó la importación del auto.

En contra de él se han iniciado al menos 35 causas penales por el mismo delito, ha enfrentado 259 audiencias, y con la sentencia de ayer suma 11 fallos condenatorios emitidos en su contra, lo que prácticamente lo ha convertido en el reo más conocido entre los operadores del sistema, quienes lo consideran muy carismático e inteligente.

En todas las audiencias Adame Acevedo –de 38 años de edad– se ha observado de buen ánimo, sonriente. Incluso cuando la prensa le toma fotografías expresa “foto pa’l Face”.

Datos oficiales indican que en contra de Adame Acevedo se han instruido 259 audiencias ante prácticamente los 16 jueces que conforman el Tribunal de Control y éstas corresponden a las aproximadamente 35 causas en las diferentes etapas de los procesos.

La sentencia emitida ayer está marcada como la causa número 1845/15, se trata de hechos sucedidos los días 4 y 12 de mayo del 2015 cuando Juan Manuel López Hernández se presentó al negocio denominado “Auto Servicio Juárez”, ubicado en la calle Melquiades Alanís número 6411 local 1 de la colonia San Lorenzo.

De acuerdo con la denuncia de López, el 4 de mayo él acudió a solicitar la importación de un auto Toyota Corolla de modelo 2010 y fue atendido por Cinthia Minerva Barrón González, quien le informó que el costo del trámite era de mil 700 dólares y que el dueño del negocio era Juan Arturo Juárez.

Ese día López entregó mil dólares y el 12 de mayo regresó para pagar 700 dólares y dejó el automóvil a Luis Alejandro Mendoza Ordóñez.

Él le dijo que en dos semanas iba a estar terminado el trámite, pero no fue así y a partir de esa fecha pospusieron la entrega hasta el 6 de junio cuando Juan Manuel López, y otros clientes, se dieron cuenta que se trataba de un fraude e incluso que el nombre verdadero de la persona que se había identificado como Juan Arturo Juárez era Rodrigo Adame Acevedo.

La propia secretaria, Cinthia Minerva Barrón, fue quien consultó el perfil de su patrón en Facebook y se dio cuenta que el verdadero nombre era Rodrigo Adame. Por lo que informó a los clientes inconformes, que ya se habían aglomerado en las oficinas, y después se sumó a ellos para ir a interponer la denuncia, pues aparentemente ella también desconocía que se trataba de un fraude hasta que el número de quejas empezaron a multiplicarse y ella comenzó a buscar información.

El 13 de julio del 2015, la víctima se presentó ante el Ministerio Público (MP) a interponer la denuncia.

Ayer Adame fue trasladado a la Novena Sala de los juzgados locales a disposición del juez de Control Félix Aurelio Guerra Salazar, quien preguntó al agente del MP y al abogado defensor si habían llegado a un acuerdo para la celebración de un procedimiento abreviado o si iban a un juicio oral.

La defensa y el fiscal indicaron que se había pactado un abreviado. Por lo que el juez le preguntó a Adame si renunciaba a su derecho a exigir un juicio oral y él respondió “sí, así es”; además aceptó los hechos y su responsabilidad.

Por lo que el fiscal dio lectura a los datos de prueba y pidió una pena de 2 años de cárcel y el pago de 176 mil 052 pesos como reparación del daño y a favor de la víctima Juan Manuel López Hernández, debido a que el Toyota Corolla se valuó en 150 mil pesos y al tipo de cambio del 2015 los mil 700 dólares equivalían a 26 mil 052 pesos.

De las causas seguidas en contra de Adame, al Tribunal de Enjuiciamiento han llegado 10 asuntos que esa autoridad marcó como los juicios número 102/17, 122/17, 118/17, 128/17, 200/17, 249/17, 54/17,55/17, 66/17 y 92/18.

Los dos primeros ya fueron regresados al Tribunal de Control y para la próxima semana está programado el inicio de otros dos juicios, aunque se prevé de que el acusado solicite procedimientos abreviados y por ello serán retrotraídos a los jueces de Control.

El resto de las causas penales continúan radicadas en el Tribunal de Control, en algunas de éstas se han llegado a celebrar hasta 17 audiencias, pues al parecer Adame se ha mostrado indeciso y está retrasando su enjuiciamiento; por ejemplo en las causas número 3211/14, 1924/15 y 1465/15 se han efectuado 17 diligencias. (Blanca Elizabeth Carmona / El Diario)

también te puede interesar