Local

'Brilla' el deterioro en la 16 de Septiembre

Iris González/
El Diario | Domingo 22 Abril 2018 | 00:00:00 hrs

Edificios destruidos son marco de los desfiles cívicos
A pesar de que se trata de una de las vialidades más importantes de la ciudad, la imagen de la avenida 16 de Septiembre se encuentra deteriorada con decenas de casas y edificios en ruinas pese a su valor histórico y arquitectónico.

Aunque en su época de bonanza significó vida comercial y turística, negocios con fachadas despintadas y cayendo a pedazos, grafiti, basura y malos olores, son el panorama de los siete kilómetros de esta vialidad, ubicada dentro del primer cuadro de la ciudad.

Aun así, esta calle siempre ha sido el recorrido de desfiles cívicos.

Los inmuebles ubicados a lo largo de ella fueron utilizados por personajes históricos para su alojamiento.

Un ejemplo es el Hotel Sylvia’s que en los primeros años de la década de los 90 quedó reducido a ruinas luego de un incendio.

Las maderas que se colocaron en las ventanas de lo que queda de este edificio ubicado en 16 de Septiembre y Argentina, no han sido impedimento para que las personas sigan ingresando a tirar basura.

Más adelante se encuentra lo que recientemente se convirtió en un atractivo turístico de esta frontera, donde decenas de personas de otras partes de la República y países llegan todos los días a tomarse fotos en la casa del Divo de Juárez.

En contra esquina de esta mansión, se derrumbó el edificio que anteriormente era usado por el Partido de la Revolución Democrática, mientras que del otro lado, frente a un banco, están unos inmuebles de dos pisos que albergan a negocios dedicados a la venta de productos ortopédicos, pese a su deterioro.

La situación de esta vialidad comienza a agravarse a la altura de la calle Anáhuac, donde en la acera izquierda las llamas del fuego consumieron una casa con belleza arquitectónica.

A un lado de ella, cruzando la calle, se encuentra un edificio que pese a tener ventanas rotas y techo cayendo a pedazos, cuenta con un letrero que indica estar en venta.

Son cinco cuadras, desde la calle Anáhuac hasta la Francisco I. Madero, donde en ambos lados de la acera se encuentran decenas de casas y negocios cuyas paredes están desmoronándose por la falta de mantenimiento.

En ese tramo se encuentra también el Hotel San Antonio, que aunque llegó a ser el más elegante de la ciudad, es otro de los que ha sufrido deterioro con el paso de los años.

A la altura de la calle Constitución se encuentra otro edificio en ruinas que representa un foco de infección para los vecinos, pues es utilizado por indigentes de la zona como baño público y tiradero de basura.

El Cine Victoria otro inmueble que aún se encuentra a la espera de que autoridades cumplan la promesa de convertir este edifico colonial en un teatro.

Locatarios del Mercado Juárez comentaron que en múltiples ocasiones han pedido auxilio a las autoridades para revivir lo que una vez fue la zona turística más importante de esta frontera.

Mencionaron que aunque por parte del Estado y el Municipio les mostraron proyectos que se tienen para esa zona, la falta de recursos ha impedido que se desarrollen.

Joaquín Ballesteros, habitante de este sector desde hace más de 30 años, lamentó que el deterioro de la imagen llevó a autoridades derrumbar edificios con alto valor arquitectónico que en su época significaban turismo.

El hombre de 63 años recuerda que en su juventud salía a pasear por esta vialidad que en ese entonces era también de doble sentido. (Iris González / El Diario)

igonzalez@redaccion.diario.com.mx 

también te puede interesar