Local

Los vínculos de Gordillo con Juárez

Martín Orquiz
El Diario de Juárez | Miércoles 22 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

En junio de 2010 la entonces lideresa del SNTE estuvo en esta frontera
Directivos de la escuela Elba Esther Gordillo Morales pidieron cambio de nombre al ser objeto de acoso. Desde 2014 el plantel se llama Aurora Reyes Flores
Junio de 2001 fue otra de las fechas que Gordillo visitó Ciudad Juárez
Ciudad Juárez— Una escuela primaria a la que le quitaron su nombre en 2014, una visita anunciada que fue incumplida en 2013 porque la detuvieron y un escándalo de corrupción en el 2008 son vínculos que tuvo Elba Esther Gordillo Morales con Chihuahua y Ciudad Juárez, establecen archivos periodísticos.

La ex líder sindical tenía planeada una gira por el estado para febrero de 2013, pero su detención el 26 de ese mismo mes la imposibilitó.

La última semana de enero de ese año, durante su participación en la inauguración de las Jornadas de Capacitación Continua, el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez, anunció la visita de la entonces dirigente del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE).

La visita de Gordillo Morales estaba prevista para las siguientes semanas, uno de sus objetivos era hablar con los profesores chihuahuenses en busca de revocar la reforma educativa del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pero la líder gremial fue arrestada y acusada de presunto desvío de fondos para su uso personal procedentes de las recaudaciones sindicales, informó la Procuraduría General de la República (PGR).

La detención fue anunciada por el entonces procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, quien dio a conocer que las “múltiples operaciones” alcanzan una cantidad superior a 2 mil millones de pesos (unos 157 millones de dólares al tipo de cambio de ese tiempo).

Los fondos fueron utilizados presuntamente para cubrir gastos personales de Gordillo como tratamientos de cirugía estética, compras en tiendas de lujo y el uso del avión que utilizaba regularmente la líder sindical, así como para la compra de propiedades inmobiliarias.

Su cargo formal en el SNTE era presidenta del Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública.

Luego de su arresto, la comunidad estudiantil de un plantel juarense que llevaba su nombre sufrió las consecuencias del escándalo.

Archivos periodísticos indican que debido a que alumnos y maestros eran víctimas de bullying por acudir a esa escuela federal, las autoridades educativas de Chihuahua aprobaron cambiar el nombre.

“Lo solicitamos precisamente porque nos veíamos acosados en parte, de repente se burlaban de nosotros, acudíamos a los eventos y en lugar de aplaudirnos se quedaban serios o hacían muecas negativas de que no les gustaba o preguntaban de por qué el nombre”, declaró Nury de la Cruz, quien era directora de esa escuela en ese momento.

La institución se ubica en las calles Hélice y Satélite del fraccionamiento Jardines del Aeropuerto, ubicado en el extremo sur de la ciudad.

El nuevo nombre que se le asignó fue el de Aurora Reyes Flores, una artista plástica y escritora que nació en Parral el 9 de septiembre de 1908 y falleció en la ciudad de México el 26 de abril de 1985. Es considerada la primera exponente feminista del muralismo mexicano.

La petición para lograr el cambio de nombre fue hecha en junio de 2013 por De la Cruz y aprobada por la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno del Estado el 27 de septiembre del mismo año.

En la pared donde podía leerse el nombre de Elba Esther Gordillo fue pintada con la nueva nomenclatura, aunque la identidad de la sindicalista quedó inscrito en una pequeña placa colocada en uno de los salones que entregó la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac) en 1998, al inaugurar el plantel.

Entre los motivos para que se cambiara el nombre de la institución, se citaron que alumnos y maestros fueron objeto de burlas por parte de otras comunidades escolares, mientras que empresas privadas y organismos les negaban peticiones de ayuda económica o material.

“La inquietud surgió a partir de que éramos muy hostigados, sufríamos de burlas en eventos y nos cuestionaban por qué teníamos el nombre de esa persona”, aseguró De la Cruz.

Cada vez que solicitaban apoyos económicos o de materiales para el plantel les preguntaban la razón que tenían para que la escuela tuviera ese nombre.

Entonces la comunidad escolar comenzó a darse cuenta que la nomenclatura oficial obraba en su contra, al grado que de 20 peticiones de ayuda que hicieron ese año, no les otorgaron ninguna.

Antes, en julio de 2008, el nombre de Gordillo Morales se involucró en un escándalo provocado por el ex director de la Lotería Nacional, el chihuahuense Francisco Yáñez Herrera, quien fue una persona “cercana” y “protegido” por la exlíder del SNTE.

El funcionario fue acusado de forma pública por supuestamente interceder para que una paisana, que fue detenida por el Ejército en posesión de más de 684 kilos de mariguana en marzo de ese año, quedara libre.

La chihuahuense Beatriz Enríquez Valles fue sometida a un proceso penal de dos meses, que concluyó cuando un tribunal de segunda instancia resolvió que la aprehensión militar fue arbitraria y le otorgó la libertad absoluta.

Reportes periodísticos de entonces indicaban que Francisco mantenía una “relación personal” con la hermana de Beatriz.

Francisco es hermano de Ricardo Yáñez Herrera, ex secretario de Educación, Cultura y Deporte en la administración de César Duarte Jáquez, quien fue sentenciado a cuatro años de prisión sin derecho a libertad condicional en noviembre del 2017 por el delito de peculado.

También fue condenado a cubrir una multa de 504 mil 183 pesos y la reparación del daño por 246 millones de pesos, además quedó inhabilitado para ocupar cargos públicos por cuatro años.



morquiz@redaccion.diario.com.mx

también te puede interesar