Local

Asesinato de interno fue venganza, revelan

Staff
El Diario de Juárez | Viernes 24 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Movilización policiaca afuera del penal el pasado miércoles
Ciudad Juárez— El interno asesinado la mañana del miércoles en el Cereso estatal 3, Daniel Quinn Calderón, tenía “pendientes” con otros presuntos delincuentes y su muerte estaría fundada en una venganza, se conoció ayer.

Quinn participó el 23 de septiembre de 2016 en el ‘levantón’ de una mujer identificada como Marisa Ferreiro Porras, de 25 años, quien era esposa y madre de tres hijos de Ramiro Jáquez Valdez, de 28 años, reconocido como líder de la pandilla Artistas Asesinos.

Su arribo al penal era esperado y habría originado la riña anteayer dentro de la penitenciaría, según versión de agentes de la Fiscalía Zona Norte que investigan los motivos de la reyerta.

Quinn era el objetivo de sus rivales y recibió varias puñaladas con un arma hechiza, según esta hipótesis que se sostiene como la primera línea de investigación. Menciona que él secuestró a la esposa del líder de la pandilla AA y la mantuvo cautiva, al parecer por una venganza.

Los hechos ocurrieron en una vivienda de la colonia Parajes del Valle, en el suroriente de la ciudad, el 23 de septiembre de 2016.

Quinn y otros cómplices ingresaron a una reunión en ese domicilio y se llevaron por la fuerza a Ferreiro Porras.

Luego se comunicaron con el esposo de la víctima a su teléfono celular y le enviaron un video donde se veía a la mujer desnuda mientras la golpeaban. Aparentemente fue asesinada posteriormente.

Jáquez Valdez se dedicó al robo de vehículo con violencia del 2013 al 2015. Hurtó más de 30 vehículos, lo que lo mantuvo preso un año en el Cereso por un juicio abreviado, según antecedentes públicos.

Fuera de peligro, los reos atacados

Los reos lesionados en el ataque registrado el miércoles pasado en el túnel del Cereso 3 que conecta con la “Ciudad Judicial” se encuentran fuera de peligro. Uno de ellos fue sometido a una cirugía y continúa internado en un hospital. Los otros sufrieron lesiones menores y ya fueron reingresados al penal.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que tres de los cuatro internos lesionados sufrieron heridas leves y hematomas. Únicamente uno –la autoridad no precisó cuál– presentó lesiones de gravedad y fue necesario trasladarlo al Hospital General para una intervención quirúrgica y se encuentra en recuperación.

Los hechos se registraron alrededor de las 7:40 de la mañana del miércoles pasado cuando varios internos formaban una línea en el túnel del penal ubicado en la calle Barranco Azul, el cual conecta con pasillos y celdas que forman parte de los juzgados penales o la también denominada “Ciudad Judicial”.

En esa hilera se encontraban Daniel Quinn Calderón, apodado “El Quinn” o “El Pelón”; René Hernández Chávez; Martín Favila González, “El Chori”; Luis Fernando Limas Escápita, “El Ferny”; Ángel Bonifacio Pérez Martínez y otros internos. Todos estaban pegados a la pared y esperando la revisión física por parte de un grupo de custodios del centro carcelario y quienes los iban a entregar a la Policía Procesal.

De pronto llegó otro grupo de reclusos miembros de la pandilla “Artistas Asesinos”, quienes traían las caras tapadas con playeras y pasamontañas y venían acompañados de un custodio que al parecer había sido sometido.

Al ver a los encapuchados el comandante de la Policía Procesal Erick Garibay preguntó qué estaba pasando, en ese instante él fue golpeado y los reos se fueron contra sus rivales de la pandilla “Los Aztecas”, concretamente contra cinco de los seis presuntos responsables de la matanza ocurrida en una vivienda del fraccionamiento Pradera de los Oasis y el otro integrante de esa misma ganga, Ángel Bonifacio Pérez Martínez.

Los presuntos responsables de la matanza de 11 personas en el fraccionamiento de Pradera de los Oasis habían sido excarcelados para que estuvieran presentes en una audiencia de vinculación o no a proceso prevista para ese día las 9 de la mañana en la cuarta sala de los juzgados, correspondiente a la causa penal 2276/18 y al secuestro y asesinato de dos personas ligadas con el multihomicidio.

Personal de la FGE dio a conocer que el penal estatal se encuentra en calma y los responsables de la gresca están identificados y recluidos en un área de alta seguridad. Hasta ayer no habían se habían dado a conocer los nombres de los agresores.

redaccion@redaccion.diario.com.mx 

también te puede interesar