Local

Hay más violencia y menos policías

Martin Orquiz/
El Diario de Juárez | Viernes 24 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Ciudad Juárez— El análisis hecho por integrantes de la Mesa de Seguridad y Justicia (MSJ) de Ciudad Juárez en torno al cúmulo de homicidios registrados aquí, establece que aunque alcanzamos niveles del 2011, se cuenta con apenas la mitad de los policías que vigilaban en aquel entonces las calles de la frontera.

Establecieron que otra de las diferencias entre el período de la pasada crisis de seguridad que se vivió en 2008-2012 y la actual es que ahora la mayoría de los asesinatos se cometen con arma de fuego corta, mientras que antes preponderó el uso de armas largas.

Tenemos la mitad de policías, reclaman

Lo que es una ventaja, dijeron, es que ahora existe una articulación entre la sociedad y las autoridades, además de una coordinación entre los cuerpos policiacos, lo que representa una ventaja.

Isabel Sánchez Quirarte, coordinadora del organismo ciudadano, Guillermo Asiain, coordinador suplente, y Omar Reyes, coordinador del comité de indicadores, indicaron que el homicidio es el delito que más les preocupa y así lo expusieron ante las autoridades en la mesa plenaria más reciente.

Asiain expuso que, por ejemplo, en marzo del 2011 se registraron 173 homicidios, mientras que en julio del 2018 fueron 175 asesinatos los que se cometieron, cifras similares pero con diferencias de contexto entre los momentos diferentes.

Datos de la Fiscalía General del estado (FGE) establecen que de los homicidios que fueron registrados en julio pasado, 120 se cometieron con armas de fuego, 28 con arma blanca, 13 por traumatismos y 14 por asfixia.

De las víctimas, 152 son hombres y 23 mujeres y sólo hubo siete presuntos responsables detenidos.

En aquel entonces, recordó Asiain, estaba activa la intervención “Todos Somos Juárez” con una fuerza policiaca mucho mayor a los oficiales en campo que están hoy.

“En aquél entonces teníamos muchas más muertes por armas largas, ahora son armas cortas, vale la pena analizarlas para ver cómo podemos irles dando solución a los indicadores”, declaró.

Antes, en marzo del 2011, se atendían 175 homicidios con 5 mil policías, con el doble de agentes del Ministerio Público, recurso humano que disminuyó aquí porque de Juárez se los han llevado a otros lados para enfrentar conflictos similares.

“Tenemos la mitad del personal operativo, si hay coordinación, pero existen limitantes brutales en el tema de estado de fuerza”, dijo.

Aunque señaló que el número de policías que trabajan ahora aquí debe ser informado por las autoridades de Seguridad Pública, indicó que el número de preventivos ronda en los 2 mil, lo que está muy por debajo de los estándares establecidos por la Organización de los Derechos Humanos (ONU).

Ese organismo establece que deben existir 300 policías por cada 100 mil habitantes, así que lo ideal en Juárez es que trabajen entre 3 mil 500 y 4 mil, aunque el contexto local es diferente al de las localidades medidas por la instancia internacional, agregó.

Sánchez Quirarte señaló que los tiempos pasados no vuelven, porque cuando empezó la incidencia de delitos en 2008 la ciudadanía no estaba involucrada en el quehacer de la autoridad y la coordinación de las corporaciones no existía.

Ahora, añadió, existe una amplía comunicación con las autoridades, si bien los funcionarios son los encargados de la protección y la persecución penal en el monopolio de la violencia, la postura de la sociedad es muy distante a la de, por ejemplo, 2011.

En ese tiempo lo que generaba una gran paranoia era desconocer lo que ocurría, ahora se cuenta con un conocimiento más amplio de lo que está pasando en la ciudad.

Con base en lo que se sabe, se les está pidiendo a las autoridades una mayor coordinación y mayor estado de fuerza en los tres niveles de gobierno para bajar los índices de violencia y que atrapen a los presuntos responsables.

Omar Reyes, por su parte, manifestó que lo que la MSJ le pide a los funcionarios de las policías preventivas es que mejores tres parámetros: primero que tengan más patrullaje con más equipo y recurso humano; segundo que haya cobertura de vigilancia en más colonias y, tercero, una mejor capacidad de respuesta a través de su infraestructura para responderle mejor al ciudadano. 

también te puede interesar