Local

Van 3 masacres en perímetro de 2 kilómetros

Staff/
El Diario de Juárez | Sábado 25 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

Ciudad Juárez— La vivienda donde se registró el ataque a balazos que dejó cuatro adolescentes muertos y dos más heridos la noche del miércoles, se ubica a sólo tres cuadras al poniente de la casa donde 15 personas fueron masacradas la noche del 22 de octubre del 2010 en un evento similar, en el fraccionamiento Haciendas del Sur.

Sólo basta caminar al oriente por la calle Arquitecto Ramón Flores Herrera, donde se ubica la construcción en la que se perpetró la agresión hace tres días, dar vuelta a la derecha por la calle Arquitecto José Villagrán García, avanzar tres cuadras hacia el poniente para llegar a Félix Candela, dar vuelta a la izquierda y, a mitad de la cuadra, se ubica el numeral 2069, sitio donde ocurrió el multihomicidio.

Multihomicidios, emblemas de la crisis de seguridad

Junto con el asesinato de otras 15 personas cometido el 30 de enero del mismo año en la calle Villa de la Paloma 1310 del fraccionamiento Villas de Salvárcar, ubicado a sólo dos kilómetros, la incursión de sicarios en Horizontes del Sur se convirtió en un hecho emblemático de la crisis de seguridad que se vivió aquí entre 2008 y 2012.

Esa noche, establecieron testigos, se celebraba una fiesta de cumpleaños para un adolescente que llegó a los 15.

Al igual que el miércoles pasado, aquella noche de viernes llegaron al lugar varios vehículos tripulados por personas armadas que obstruyeron la vialidad, bajaron y entraron a la casa para comenzar a disparar en contra de los asistentes al festejo.

Los hechos fueron reportados al Centro de Respuesta Inmediata (CERI) 066 a las 22:54 horas de ese día y a las 23:12 horas tomó conocimiento la Policía Ministerial Investigadora, indican datos oficiales.

De alrededor de las víctimas fueron recogidos 70 elementos balísticos de calibres 9 milímetros, 5.56 y 7.62 por 39 para “cuerno de chivo”, aunque testigos reportaron que también quedaron tirados otros elementos balísticos calibre .40 y .357 que estaban en el lugar.

Versiones obtenidas horas después de la masacre indican que al sitio arribaron tres o cuatro vehículos que cerraron la circulación de la calle Félix Candela, un Jetta color negro sin matrículas, una camioneta Explorer blanca y otro vehículo de tono oscuro.

De las unidades descendieron al menos siete hombres que ingresaron a la casa, mientras otros se quedaron en el exterior para vigilar.

Los agresores fueron descritos como personas entre los 16 y 21 años.

Los asistentes fueron acribillados, pero algunos salvaron la vida “al hacerse los muertos”, mientras que otros corrieron al patio para saltar a las casas contiguas.

El ataque dejó 10 muertos en la misma escena del crimen, mientras que cuatro más fallecieron mientras eran atendidos en las instalaciones del Hospital de Especialidades 66 del Instituto Mexicano del Seguir Social (IMSS), ubicado en las inmediaciones de la zona.

El 5 de noviembre siguiente otro de los lesionados murió a consecuencia de las lesiones que sufrió casi 15 días antes.

redaccion@redaccion.diario.com.mx

también te puede interesar