Local

La "Vieja Escuela Azteca" viste de mujer a los traidores y los ejecuta

El Diario de Juárez | Lunes 27 Agosto 2018 | 13:19 hrs

El pasado jueves 9 de agosto, antes de que cayera el sol, varios hombres llegaron en un auto compacto a la Escuela Francisco I. Madero, localizada en la colonia Chaveña.

Bajaron del carro a un hombre que llevaba tatuado en la espalda, los brazos y el rostro, las huellas de una severa tortura. Fue llevado hasta la reja del plantel escolar y ahí lo hincaron.

El silencio de la tarde se rompió con los disparos que le causaron la muerte. El crimen llamó la atención porque no era igual al resto de las más de 860 ejecuciones de este año, pero sí al de cuatro homicidios más en lo que val del mes: antes de matarlo, lo vistieron de mujer.

Así es como la autollamada ‘Vieja Escuela Azteca' marcan a sus víctimas para señalarlos como traidores, de acuerdo a los mensajes dejados justo a las víctimas.

"Doblados y todas las locas y huarachudas debajo de las piedras y aquí 21 Aztlán", decía la cartulina hallada por la Policía en la escena del crimen.

La batalla por el control de la venta de drogas en Ciudad Juárez se libra entre cuatro pandillas: ‘Vieja Escuela Aztecas’, ‘El 300’, ‘Los Mexicles’ y los Artistas Asesinos (AA).

Sólo en agosto van registrados cinco homicidios con estas características y tres más en julio. En casi todas las historias, los asesinos llegan en un auto con la persona en vida para ejecutarlo, pero también ‘tiran’ los cadáveres frente a viviendas.

LEER: Video: Desatan grupos delictivos guerra en redes sociales

Así ocurrió el pasado 23 de agosto en la colonia 16 de Septiembre. Un vecino vio que llegó un carro para bajar un cadáver.

El cuerpo fue encontrado en el cruce de las calles Isla Man a Isla Balderas. También estaba vestido con ropa de mujer.

El último caso ocurrió este lunes 27 de agosto. Un hombre fue asesinado en la colonia Puerto La Paz, en los primeros minutos de la madrugada.

Un agente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) del Distrito Centro, indicó que antes de morir, fue torturado, al igual que los otros asesinatos con estas características.

Fue encontrado con las manos atadas, la cabeza cubierta con una sudadera llena de sangre y con una blusa femenina de color verde.

@

también te puede interesar