Local

Gasolina cara pone en aprietos a juarenses

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez | Miércoles 05 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Estación de gasolina
Ciudad Juárez— Con el precio actual de la gasolina Magna, trabajadores que perciben dos salarios mínimos reportaron haber tenido que disminuir sus gastos en alimentación, ropa y, sobre todo, actividades de esparcimiento.

Es el caso de Fabián Barbosa, empleado de un centro comercial que debe acudir a diferentes lugares para buscar las ofertas de los productos necesarios, porque con el salario de mil 200 pesos semanales que gana debe invertir 300 en cargar gasolina.

De acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Radiografía Socioeconómica del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP), un trabajador promedio gasta la tercera parte de su sueldo al mes en el combustible.

Entre los gastos que ha tenido que disminuir, o a veces hasta limitarse es en el consumo de pollo, porque es más económico que la carne, dijo Barbosa.

Además, Barbosa dejó de salir a divertirse debido a que ya solo le alcanza la gasolina para llevar a sus tres hijos a la escuela, y trasladarse de manera eventual en el automóvil al trabajo.

“Antes andaba más desahogado, podíamos salir a dar una vuelta, pero desde que subió la gasolina nos quedamos en la casa”.

Jazmín Torres, trabaja en una empresa maquiladora, del sueldo que percibe le invierte 600 pesos para llenar el tanque de gasolina, un 50 por ciento de una semana del pago, señaló Torres.

Para economizar compra alimentos que sean más económicos que las marcas reconocidas en los productos básicos de la alimentación, comentó Torres.

“Mi carro ya lo estoy usando cada fin de semana o nada más para lo necesario como ir a comprar la despensa o llevar a la guardería a la niña, comentó Torres.

También por el aumento en el precio de la gasolina ha tenido que economizar en la despensa, vestimenta y zapatos, agregó la entrevistada.

En cuanto al esparcimiento, Torres dijo que sólo salen el fin de semana a visitar a sus familiares o van de paseo a un parque.

Ana Hernández, también es operadora en una maquiladora y para tener que desplazarse a su trabajo debe invertir 300 pesos de su salario semanal.

Hernández dijo que debe disminuir los gastos para artículos personales o no salir a divertirse porque al gasto que le da prioridad es la compra de despensa y cosas básicas en su hogar.

“Está afectando demasiado, porque prácticamente es muy bajo el sueldo que uno tiene, y para todo hay que moverse en carro”, dijo Hernández.

Por su parte, Laura Chávez invierte 200 pesos de combustible para su automóvil, del salario que gana en una empresa maquiladora como operadora de producción.

Para economizar prefiere disminuir los gastos en diversión y priorizar en los gastos necesarios en su casa como la alimentación y los servicios básicos del hogar.

“Si sale uno el fin de semana para comprar una hamburguesa ya no sale para echar gasolina”, señaló Chávez.

Con 450 pesos que paga José Leonel Ríos por cargar gasolina hasta tres veces por semana debe alcanzarle para trasladarse al trabajo de lunes a viernes, y si realiza otra actividad debe comprar de manera extra más combustible.

Como los demás entrevistados, Ríos ha tenido que reducir los artículos de la canasta básica y para la diversión sería muy poco su inversión, comentó Ríos.

De acuerdo con estimaciones del IMIP el 55 por ciento de los trabajadores en esta ciudad percibe de dos a cuatro salarios mínimos, que equivale a 10 mil 603.20 pesos al mes.

Un promedio de 400 pesos por semana tiene que desembolsar Miguel Lozano, empleado de una maquiladora que percibe un salario de 3 mil pesos semanales.

Lozano acude tres veces por semana a los centros comerciales a surtir su despensa, porque busca las ofertas en los alimentos.

Aunque no ha dejado de consumir productos de la canasta básica, las actividades de esparcimiento han quedado en segundo término.

Dentro de las actividades de recreación que realizaba antes era acudir al cine o asistir a otros lugares a divertirse junto a su familia; sin embargo, dijo, debe darle prioridad a los gastos familiares de primera necesidad.

“A veces he dejado de ir a visitar a la familia, porque ya la pienso, en una vuelta gasto 150 pesos”, comentó Lozano.

Antonio Arredondo es de oficio carrocero, de los 2 mil 500 pesos que obtiene de manera semanal, invierte alrededor de mil pesos en el combustible.

Comentó que para divertirse hay que gastar 200 pesos en actividades de esparcimiento, y la misma cantidad si el fin de semana quiere comprar comida preparada.

“Hasta por unas hamburguesa gasta uno 200 pesos, lo que hecha uno de gasolina en un día o dos”, agregó Arredondo.

vdominguez@redaccion.diario.com.mx

también te puede interesar