Local

'Regala' número premiado

Sergio Arturo Duarte/
El Diario | Martes 11 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Ciudad Juárez— Ante la inconformidad, los cuestionamientos y la polémica generada en redes sociales por la rifa de un auto en la Carrera de la Amistad el pasado 2 de septiembre, el Instituto Municipal del Deporte entregó ayer la unidad a Silvia Triana y Juan Pablo García Dávila, quienes llegaron al acuerdo de vender el carro y repartirse el dinero en partes iguales.

García Dávila, estudiante de Odontología en la UACJ, participó en la justa que comprendió 10 kilómetros, con el rostro cubierto con una máscara y con el número 7177 en el pecho.

Concluida la carrera y efectuada la rifa, el número ganador fue el 8013, el que García presentó como suyo.

La reacción en Facebook no se hizo esperar, pronto circularon fotos en las que aparece el universitario durante el recorrido portando un número que no corresponde al que presentó como premiado en el sorteo.

Así, inició la discordia tras la Carrera de la Amistad o tal vez, de la enemistad, pues el número había sido asignado a Silvia Triana, quien supuestamente se lo dio a su amigo.

Ayer, minutos antes de la entrega, Mauricio Balderrama, director del Instituto Municipal del Deporte, declaró que Triana y García, poseedores de los citados números, son amigos y ya había dialogado con ellos.

Por cuestión laboral no se pudo quedar a la rifa del auto

Comentó que Triana le regaló su número 8013 a García, pero resultó premiado.

De no llegar a un acuerdo, Balderrama advirtió que guardaría el Nissan March para la carrera del año que entra y así sortearía dos.

En las propias instalaciones del Instituto Municipal del Deporte, Triana redactó una carta donde asentó el arreglo al que llegó con García.

Triana es una empresaria local, no es muy amante del ejercicio, recién inicia en el atletismo y participó por primera vez en la citada justa, en la modalidad recreativa de cuatro kilómetros.

Explicó que por motivos de trabajo no pudo quedarse a la rifa de premios.

“Sí, de trabajo, ya son asuntos laborales, entonces, yo le entrego mi número a mis amigos y les comentó que no me puedo quedar a la carrera, que ahí está el número y a ver qué es lo que pasa”, dijo.

Acerca de si regaló o no el número a García, declaró: “hay muchas … se puede malinterpretar de muchas maneras, pero nos conocemos, somos amigos, entonces, llegamos a un acuerdo”.

Triana afirmó que este punto fue el que generó confusión, “que ya no existe más”, dijo.

La competidora indicó que en realidad, no hay ninguna confusión, “solamente que no le podían entregar el auto a él porque el registro inclusive está a nombre de mi hija de 15 años”, declaró.

Mencionó que al momento de los registros en su familia se inscribieron tres personas, y a la hora de repartirlos, ya no se dieron cuenta cuál pertenecía cada quien. “Yo me puse el 8013 y corrí”, declaró.

Juan Pablo quien a la tercera llamada subió con su máscara a la Concha Acústica de la Plaza de la Mexicanidad a reclamar el premio no reflejó gran emoción, y tardó mucho en contestar si Triana y él son amigos desde hace tiempo.

Sobre si al final fue buena o mala suerte para él, comentó que lo desconoce. “La verdad, quién sabe, Dios dirá qué tipo de evento fue éste”. 

también te puede interesar