Local

'Los bomberos nos sacaron de la casa'

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez | Miércoles 12 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Nietos del entrevistado empacan sus pertenencias para evacuar
Personas sellan con triplay las ventanas de su vivienda
Ciudad Juárez— “Llegaron los bomberos, ya no preguntándonos si queríamos evacuar. Era obligatorio”, refirió el juarense Santos Weather Navarro, quien debido al huracán Florence tuvo que dejar la vivienda que con esfuerzo logró establecer en la ciudad de New Bern, ubicada en el estado de Carolina del Norte.

Desde hace un año dejó Ciudad Juárez en la búsqueda de una mejor vida en Estados Unidos. Hoy sus planes penden de un hilo. El ojo del huracán, según comentó, pasará por dicha localidad…

“Ahorita estamos preparando ya todo lo necesario para este tipo de contingencias. El gobierno nos pide que llevemos agua suficiente. Son aproximadamente dos galones por persona diarios. Se espera que estaremos fuera de esta área por un periodo de cinco a siete días”, mencionó a través de una llamada telefónica con El Diario.

“En esta área no va a haber absolutamente nadie porque ellas (las autoridades) pronostican que va a ser devastadora la pasada de este huracán (…) Tengo dos nietecitos de cinco y seis años, principalmente por ellos nos vamos a tener que desalojar y movernos a un área más segura”, refirió.

Antes de establecerse en New Bern, Weather Navarro aún trabajaba en un medio de comunicación de esta frontera, con esfuerzo logró aplicar para cubrir un puesto vacante en otro medio de Nueva York. Fue aceptado. La empresa arreglaría toda la papelería necesaria. A un día de que se dieran por concluidos los trámites, el presidente estadounidense Donald Trump ganó las elecciones. Se establecieron nuevas políticas. El sueño del fronterizo se vio frustrado.

No se detuvo. Buscó otras opciones. Logró obtener su estatus legal en Estados Unidos a través de su hija, quien es ciudadana norteamericana. Luego, en 2017, se movilizó a empezar una nueva vida, en compañía de su esposa, hasta la ya referida localidad que se espera reciba el impacto del ciclón de categoría 4.

“Es algo muy difícil dejar todo de la noche a la mañana, lo que con tanto sacrificio va uno construyendo aquí, en otro país. Todo completamente se queda aquí. Únicamente nos queda llevar lo indispensable: dos o tres cambios de ropa, mucha agua, alimentos de fácil consumo, ya que en estos eventos el Estado –cuando se va acercando el huracán– corta la energía”, comentó el señor Santos. “Ahorita hay un caos en todas las tiendas, en los centros comerciales porque el agua se agotó. Hay un completo desabasto en todas partes. Hay mucha familia que está buscando el agua. En las gasolineras ya se agotó la gasolina. Ahorita ya nada más vamos a ver qué es lo que pasa”, agregó.

Se esperaba que los vientos de más de 200 kilómetros por hora azotaran en el sur de California la noche del jueves. Sin embargo, éstos cambiaron de dirección. Por tanto, el área del norte de dicho estado es el que está siendo ahora evacuado.

La incertidumbre acompañará durante los siguientes días al señor Weather Navarro. Dejó todo en manos de lo que decida la naturaleza. Asimismo, avisó a la empresa tabacalera donde labora en Norteamérica su retiro por unos días para procurar el bien de su familia. 

también te puede interesar