Nacional

Desaparece mujer activista tras reclamar el cuerpo de su esposo

Excélsior | Domingo 26 Agosto 2018 | 17:45 hrs

Sinaloa- Martha Leticia Gallardo, de 43 años de edad, desapareció luego de acudir a reclamar el cuerpo de su esposo en Guanajuato, era una activista del estado de Sinaloa, quien se dedicaba a buscar personas en calidad de desaparecidas.

Su esposo fue asesinado en Salamanca, ella acudió para realizarse pruebas de ADN y poder reclamar su cuerpo, permaneció en Irapuato cerca de un mes y después de ese tiempo no volvieron a saber nada de ella, el cadáver no fue entregado y tampoco existe evidencia de que ella hubiera abandonado la ciudad.

Lucia Espinoza, líder de "Una Luz de Esperanza", el grupo de búsqueda al que pertenecía en Mazatlán, asegura que Martha solo les informó que saldría de la ciudad, pero nunca les dijo que su esposo había sido asesinado y que iría a reclamar su cuerpo.

"Ella a nosotros solo nos dijo que iba fuera de la ciudad, ella no nos comentó que iba a recoger el cuerpo de su esposo, pero ella siempre tuvo contacto conmigo", reveló.

Después de un mes les dijo que pronto regresaría a Mazatlán, pero que todavía no podía, Lucia Espinoza le ofreció dinero creyendo que era lo que necesitaba, pero dijo que no ocupaba, fue la última conversación que tuvieron por teléfono.

Martha desapareció en abril del presente año, su hija formalizó la denuncia en mayo, pero la noticia no había trascendido a la opinión pública, ahora "Una Luz de Esperanza" exige a las autoridades que ayuden a localizarla.

Como agrupación ahora se sienten vulnerables, pero a pesar de saber los riesgos a los que se enfrentan, aseguran que no detendrán las búsquedas.

"Desde que paso lo que paso con Martha, nosotros tenemos más precaución para hacer todo lo que hacemos, porque estamos en el ojo del huracán como luego dicen", señaló.

El hijo de Martha, José Manuel, tenía 21 años de edad cuando fue reportado como desaparecido, el 16 de noviembre de 2011, sujetos armados a bordo de una camioneta llegaron hasta su casa y se lo llevaron por la fuerza, desde entonces no saben de su paradero.

En aquel entonces no había grupos de búsqueda en Sinaloa, sin embargo, Martha lo hacía por su cuenta, hasta que encontró a otras madres que hacían lo mismo y decidieron agruparse.

Lucia Espinoza lamenta que poco o nada pueden hacer por acudir a buscar a Martha al sitio donde desapareció, pero confía en que los grupos de Guanajuato trabajen hasta encontrarla, pero en Sinaloa, ellas si pueden seguir buscando a su hijo.

"Así como busco a mi hijo y buscamos a los de las demás compañeras, así vamos a buscar al de Martha, este Martha con nosotros o no este, porque si ella ya no está en este mundo por lo menos queremos encontrar a su hijo porque si podemos hacerlo porque el quedo aquí en Sinaloa, aquí en Mazatlán, por lo menos hacer eso por ella", aseguró.

Actualmente, “Una Luz de Esperanza" agrupa a 60 personas que tienen a algún familiar desaparecido, es uno de los seis colectivos que trabajan en la entidad y en tan solo un año, han localizado 16 personas.

 

también te puede interesar