Nacional

Alerta ONG por asesinato de opositores

Reforma | Miércoles 29 Agosto 2018 | 14:02 hrs

Ciudad de México.- En siete de cada 10 homicidios de políticos en el pasado proceso electoral, éstos eran miembros de la Oposición respecto a los partidos gobernantes en las entidades o municipios, y fueron perpetrados al estilo del crimen organizado, alertó el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC).

La impunidad en los casos, advirtió el organismo, ocasionará una mayor participación del crimen en este tipo de agresiones.

"Estamos lejos de alcanzar un sistema democrático electoral pleno e íntegro, prueba de ello son los delitos electorales que quedan impunes y los asesinatos de aspirantes a cargos de elección popular, así como otro tipo de agresiones en su contra, como los secuestros", alertó Francisco Rivas, presidente de la organización.

En la presentación del estudio "Delitos Electorales, Incidencia y Evolución más allá de los Partidos Políticos", Rivas mencionó que hasta julio pasado hubo 152 políticos asesinados y 51 familiares de éstos.

El 63 por ciento de los agresores fueron grupos armados, el 12 por cierto de los políticos sufrieron tortura y violencia extrema y sólo en 7 casos hubo asesino solitario, establece el reporte.

Además, en el 75 por ciento de los asesinatos existió el sello característico de grupos de sicarios empleados por grupos de la delincuencia organizada.

La media nacional fue de 24 agresiones, aunque los Estados de Puebla, Guerrero, Veracruz y Oaxaca superaron ese número.

Puebla tuvo el mayor número de agresiones contra políticos y candidatos a nivel nacional durante todo el proceso electoral con 125 casos, 16 por ciento del total nacional.

Aguascalientes, Colima y Nayarit son los estados con menos violencia política en este proceso electoral, según el Observatorio.

Del total de agresiones contra políticos, 185 fueron a mujeres y se concentraron en Puebla, y de todos los asesinados, 19 eran mujeres.

"Aunque los delitos electorales y la violencia política parezcan un tema coyuntural que se discute únicamente durante las elecciones federales y locales, es fundamental que comencemos a profundizar en ellos si aspiramos a mejorar la integridad electoral durante los siguientes procesos. No nos deberíamos jactar de fiestas democráticas sin antes reflexionar sobre aquellos acontecimientos que vulneran el sentido mismo de los gobiernos democráticos", advirtió Rivas.

también te puede interesar