Nacional

Esperan a mil 500 invitados para informe de EPN

Reforma | Lunes 03 Septiembre 2018 | 10:53 hrs

Ciudad de México.- Unos mil 500 invitados están convocados a Palacio Nacional a las 12:00 horas para el último informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

El formato será parecido al del año pasado: el atril desde donde el Mandatario emitirá su mensaje se instalará al centro del escenario, con un escudo nacional a su espalda en un fondo plateado.

A sus costados, sentados, estarán los 32 mandatarios estatales y el gabinete presidencial, así como los presidentes de la Suprema Corte de Justicia, el de la Cámara de Diputados y el Senado, estos dos de Morena.

Al frente, en primera fila, estará su familia, y el resto de los lugares están divididos en zonas, donde se ubicarán empresarios, el cuerpo diplomático acreditado en México, embajadores mexicanos, líderes de organizaciones civiles y de iglesias, así como artistas, deportistas, funcionarios locales y líderes de partidos.

En otros años, el presidente ha invitado a beneficiarios de programas sociales.

Se espera que el tono del mensaje del Jefe del Ejecutivo sea el mismo que en sus spots de esta semana: enumerar los logros más importantes para él, sin mencionar crisis o momentos complicados para su administración, además de dejar un mensaje al nuevo gobierno.

El Informe se divide en cinco ejes: Educación de Calidad, en el que enumerará algunos resultados de la Reforma Educativa; México Próspero, los avances de la economía; México Incluyente, que contiene los logros de sus programas sociales; México con Responsabilidad Global, donde hablará de la relación del país con el mundo; y México en Paz, sobre el tema de seguridad, en el que él mismo reconoce que no está satisfecho.

Cada rubro estará acompañado de un video, al final, el presidente dará un mensaje político.

Desde las 9:00 horas, personal del Estado Mayor Presidencial y de la Dirección General de Eventos Presidenciales ensayaron, desde la salida del presidente de su despacho hasta el atril donde estará; su trayecto de dos minutos estará custodiado por cadetes, y caminará junto al jefe del Estado Mayor Presidencial.

Al Palacio Nacional han llegado invitados como el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, y el dirigente del PVEM, Carlos Alberto Puente Salas.

Aunque reconoció logros del sexenio del presidente, Puente Salas afirmó que la ciudadana quiere acabar con cualquier señal de corrupción.

"Creo que el mensaje de la ciudadanía es terminar con cualquier sospecha de corrupción y por eso votó en contra el 1 de julio", afirmó.

Puente resaltó los logros que, dijo, el presidente Peña Nieto realizó durante su administración, como el ahorro de mil 300 millones de pesos logrados por la reforma en telecomunicaciones, la promesa de 200 mil millones de dólares en materia energética y una inversión directa por más de mil 300 millones de pesos.

"Yo creo que estos números engloban el trabajo institucional que realizó a largo de estos seis años Enrique Peña Nieto", dijo.

Jaime Rodriguez "El Bronco" también reconoció los logros del mandatario priista.

"Fue un sexenio evidentemente con muchos asegunes, algunas cosas positivas para el norte del país, como la reforma energética, es muy buena; en lo que sí no estoy de acuerdo es que nunca se atrevió modificar la coordinación fiscal espero que Andrés Manuel lo haga, porque a los estados que más aportamos más mal nos va", dijo.

Al recinto también han llegado diplomáticos de las embajadas acreditadas. Las vallas de fierro para impedir que los ciudadanos se acerquen, continúan frente al inmueble y también se colocó una cerca de madera por la Calle de Moneda.

'El regreso al pasado'

El año pasado, el discurso político de Peña Nieto traía una advertencia: México debe decidir entre seguir construyéndose como potencia o ceder a un modelo del pasado ya fracasado.

"El futuro es incierto, pero sabemos a dónde queremos llegar. El pasado es conocido y por eso sabemos qué queremos o debemos evitar", afirmó el 2 de septiembre de 2017.

Ese discurso se mantuvo durante todo el proceso electoral, pero tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, el mandatario cambió su mensaje al de apoyar a su sucesor para tener una transición ordenada y eficiente.

De sus seis informes, cinco han sido en Palacio Nacional, y sólo uno tuvo un formato diferente: en 2016 hizo un diálogo con jóvenes, pero la mayoría de ellos eran beneficiarios de los programas sociales, funcionarios o priistas.

El único que no ha sido en esa sede, Palacio Nacional, fue el de su primer año de gobierno, se realizó en Los Pinos, ante las protestas de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

notas relacionadas

también te puede interesar