Nacional

Llegaría tope de autos por TLC en 2022

Reforma | Viernes 07 Septiembre 2018 | 13:16 hrs

Ciudad de México.- El volumen de exportaciones mexicanas de autos a las que Estados Unidos podría gravar con un arancel de 25 por ciento por motivos de "seguridad nacional" podría alcanzarse en 2022, de acuerdo con estimaciones de BBVA Bancomer.

En la renegociación comercial, ambos países acordaron que Washington impondría un arancel de hasta 25 por ciento a las importaciones de vehículos fabricados en México por encima de 2.4 millones de unidades, no obstante, el país negoció una carta paralela para proteger de cuotas extras los envíos de autos que sean menores a esa cantidad.

México exportó 1.8 millones de autos y SUVs a Estados Unidos en 2017 y, con base en el ritmo de crecimiento, BBVA Bancomer estima que el tope negociado llegue dentro de 4 años.

Bancomer detalló, además, que pese a que el acuerdo representa un deterioro en las condiciones para el principal sector exportador respecto al TLCAN, el automotor, no afectará de forma notoria su competitividad e incluso, por la carta paralela, podría aumentarla en el corto plazo en caso de que Estados Unidos terminara imponiendo aranceles del 25 por ciento a las importaciones automotrices.

Sobre la vigencia del nuevo acuerdo, a 16 años, determinó que contribuirá a que la inversión privada, doméstica y extranjera eventualmente recupere su dinamismo y contribuya con mayor incidencia al crecimiento económico de los próximos años.

Asimismo, aseguró que el que no se le haya permitido al gobierno de Estados Unidos subir significativamente el arancel de Nación Más Favorecida (NMF) a las importaciones de vehículos automotrices para el año 2020 fue clave en el acuerdo preliminar.

Puesto que, un posible aumento del arancel de NMF podría incentivar el cumplimiento tanto de la nueva regla de origen como de la cláusula de producir entre 40% y 45% del valor de un vehículo automotriz en regiones con un salario mínimo de 16 dólares la hora.

Un incruento en el sueldo de los trabajadores que, en opinión de BBVA, es factible gracias a mayores márgenes de utilidades de la industria automotriz en México, los cuales se han beneficiado por la depreciación real del peso de los últimos dos años.

Así, eventualmente, mejores salarios en el sector automotriz podrían generar competencia en el mercado laboral y terminar beneficiando a trabajadores de otros sectores manufactureros.

En tanto, los sectores de energía, minería y telecomunicaciones contarán con mayores garantías para las inversiones futuras al continuar siendo regidos por el mecanismo de resolución de controversias entre particulares y el estado que se estableció para el TLC.

A todo ello, Bancomer concluyó que la mayor claridad que habrá en la relación comercial de México con Estados Unidos en los siguientes años contribuirá a que el impulso externo se traduzca en un mayor crecimiento económico para el país.

también te puede interesar