Nvo Casas Grandes

En una menospreciada sesión entrega el alcalde su último informe

José Miranda Madrid | Jueves 06 Septiembre 2018 | 00:00:00 hrs

Nuevo Casas Grandes.- Casi cinco años después se repitió la historia, en el marco de una menospreciada sesión solemne de Cabildo en la que un alcalde hace entrega de su último informe de administración municipal.

El viernes 3 de octubre del 2013, el entonces Síndico Municipal David Martínez Garrido, no asistió al tercer y último informe del alcalde Luis Fernando Cobos Sáenz.

Aún y cuando ambos llegaron a la función pública emanados del Partido Acción Nacional (PAN), terminaron enfrentados políticamente y su ausencia a la sesión solemne ratificó lo sucedido durante la administración municipal.

Ayer, 59 meses después, ahora, como alcalde David Martínez Garrido, recibió por parte del fiscalizador municipal Héctor Mario Galaz Griego, la misma dosis que aplicara en aquella ocasión, ya que el Síndico Municipal “brilló” por su ausencia en la sesión solemne en la que el munícipe entregó su segundo y último informe administrativo.

El Síndico Municipal, quien el próximo sábado tomará protesta como alcalde para el siguiente trienio (2018-2021) y Martínez Garrido, prácticamente por espacio de 11 meses sostuvieron una “feroz guerra política”, dentro y fuera de las sesiones de Cabildo.

Y la misma historia se repitió, también en cuanto a la inasistencia de representantes de partidos políticos (salvo la presencia de Orlando Polanco Rascón del PAN) de la iniciativa privada, de organizaciones sociales y de la clase política y social en lo general.

Sobraron dedos de una mano para contar a los titulares de las más de 22 dependencias del gobierno estatal que operan en la ciudad que atendieron la invitación para asistir a la sesión de Cabildo celebrada ayer al mediodía en la Sala de Duela de la Casa de la Cultura.

“Atendimos lo que pudimos… porque no nos hicieron caso”, espetó la regidora Dolores Alicia González Quezada al exponer el posicionamiento de su partido MORENA, después, le siguió Abril Aydee Nevárez Moncada del PRI quien resumió su posicionamiento con un “No hubo apoyo del gobierno del estado… por lo que los dos años de la administración transcurrieron sin obras emblemáticas.”

Enseguida, el regidor emanado del PRD definió la administración de Martínez Garrido como “oscura e ineficaz”, en tanto que la emanada del PVEM Enedieth Ramírez Perales hizo alusión en su posicionamiento referente a la gestión administrativa como “palabras y promesas que el viento se llevó”, aunque terminó por sacarle unas escurridizas lágrimas al alcalde al final de su intervención, lo que le valió para recibir un cálido saludo por parte del alcalde.

“Traté de hacer lo mejor posible… pero nos hizo falta mucho tiempo”, resumió finalmente el presidente David Martínez Garrido los 23 meses al frente de la administración municipal, con chascarrillos intermedios y momentos en los que se figuraba estar todavía en campaña política y las consabidas descalificaciones a quienes lo criticaron, a sabiendas de que ya no tendría respuesta a lo que dijera.

también te puede interesar