Opinión

Bajan velocidad en transa por 500 millones

LA COLUMNA
de El Diario | Martes 28 Agosto 2018 | 00:00:00 hrs

• Bajan velocidad en transa por 500 millones

• Dejarán en PRI pelona galería de expresidentes

• El auditor electo y la sinvergüenzada

• Capaz y traicionan al mismísimo Jesucristo

Don Jaime García Chávez fue acaso el principal confidente de Javier Corral Jurado durante al menos década y media. Fueron socios y aliados políticos, si los términos nos son permitidos para describir el grado máximo de confianza que hubo entre ambos.

Tiempo pasado, don Jaime conoció al Corral plurinominal y legislador (o viceversa), no al administrador. El desencanto para el añoso izquierdista llegó horas antes que el gobernador tomara protesta como tal, con la designación de su gabinete. Los casi dos años siguientes han sido un resbaladero permanente de desilusiones, al grado que el domingo en las páginas de El Diario sorrajó una conclusión lapidaria: “en esta administración ya hay corrupción inocultable” (página 15 A).

Son múltiples, en efecto, los casos de corrupción registrados públicamente ya durante el régimen de Corral Jurado. Hay de todo. Muchas páginas podemos llenar de ejemplos pero la afirmación de García Chávez la tomamos únicamente como marco para un tema relacionado con lo mismo.

De nuevo el Sector Salud. El viernes pasado fue diferido el fallo de una licitación pública nacional para los servicios integrales del banco de sangre, capasits y trasplantes. Algo así como 500 milloncitos de pesos maniobrados por el más afamado como corrupto secretario de Salud que haya tenido la historia de Chihuahua, Ernesto Ávila Valdez.

Fueron reunidos en la capital del estado los representantes de las empresas participantes Centrum Promotora, Dicipa, Distribuidora Química y Hospitalaria, Hemoser, Instrumentos y Equipos Falcón e IL Diagnostics. Ahí anunció la jefa del Departamento de Adquisiciones de los Servicios de Salud de Chihuahua, María Estrada Orozco, que el fallo sería diferido hasta el próximo 5 de septiembre “por la complejidad del análisis de las propuestas”.

Supimos que Ávila ya tenía todo listo para declarar ganadora a Hemoser pero resulta que es una de tres participantes que permanecen denunciadas penalmente en la Procuraduría General de la República (PGR) por prácticas monopólicas. El dato quisieron pasarlo por alto pero los sendos expedientes fueron enviados a varias áreas de contraloría y dirigencias de partidos políticos horas antes del fallo.

Al final de cuentas Ávila es ya inmune a los señalamientos de cualquier índole, su patrón también; de aquí al 5 de septiembre tendrán tiempo para nuevas negocias y declarar ganadora a la empresa que mejor ‘comisión’ aporte. La inocultable corrupción.

***

Vamos a utilizar la gastada frase echar chispas para referirnos al evento que anda organizando la maestra de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) Irma Perea, con un tema precisamente controvertido aunque algo masticado como es el “Verano ardiente del 86, parteaguas de la democracia en México”.

Los ponentes son expertos en el tema y tienen justamente la posibilidad de echar chispas si le dan una relacionada justo al “verano ardiente” con los hijos de aquella generación, el 1992 (estatal), 2000, 2006 (federales) y 2016 hasta la fecha.

Hablamos de los colegas Leo Zavala, Raúl Gómez Franco, Angel Otero y Juan Manuel Andazola.

Ellos fueron convocados por la maestra Perea para esa mesa-panel que será desarrollada en el aula magna de la Facultad de Filosofía y Letras, de 11 de la mañana a la 1 de la tarde, el 25 de octubre.

Puede ser sin duda un evento que no sólo rememore las ‘hazañas’ de Adalberto Almeida y los panistas ochenteros sino que dé nota por sus hijitos que luego manejaron el Gobierno federal y ahora manejan el Gobierno del Estado.

¡Suerte!

***

La Sala Presidentes del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI tendrá buena cantidad de huecos en su galería fotográfica de expresidentes cuando les den avión a varios de ellos por haber apoyado causas contrarias al Revolucionario Institucional.

Sabemos que Claudia Ruiz Massieu, la presidenta del PRI nacional, está por arrancar el proceso de depuración de militantes e iniciará con los casos de “traiciones” más sonadas; o definiciones, podríamos llamarlas comedidamente.

Por Chihuahua encabezan la lista los expresidentes Marco Adán Quezada Martínez, que la jugó con su acólito Fernando Tiscareño, candidato de Morena por la Alcaldía de Chihuahua; Pablo Espinoza, que trabajó como uno de los coordinadores de don Javier González Mocken en Juárez; Jorge Esteban Sandoval, coordinador de redes de Morena en la región serrana; Miguel Ángel González, que fue candidato del PANAL a la Alcaldía de Chihuahua y Karina Velázquez, una testigo protegida de Javier Corral en la “Operación Justicia”.

Las fuentes tricolores nos aseguran que a esa lista será sumado el nombre del exgobernador, César Duarte, sea o no sea detenido. La salinista nueva presidenta del tricolor le trae ganas pero el peñanietismo ha evitado siquiera el inicio del proceso de expulsión.

***

El auditor superior del estado electo y sus mecenas pudieron haber cometido un error importante por una sinvergüenzada.

Héctor Alberto Acosta Félix sigue siendo funcionario del Gobierno de la República. Acordó con sus padrinos seguirse hasta el 31 de diciembre para cobrar el extrajugoso aguinaldo federal e intentar una pensión por los casi 20 años que tiene brincando de puesto en puesto.

Eso significa que si bien fue designado ya la semana pasada como auditor superior, tomará el cargo hasta el 1 de enero del año próximo. Muy listos.

Es posible que en el pecado lleve la penitencia. A nadie le cabe duda que la designación fue llevada a cabo por el gobernador Javier Corral (votada en el Congreso) porque el viernes dejará de tener el control absoluto del Congreso del Estado al ser instalada la nueva Legislatura que tendrá si mucho nueve diputados del PAN de los 33 que son en total. De la diferencia tiene Morena unos 10 y el resto están repartidos entre la chiquiillería que ladeará balanzas para uno y otro lado.

A la gran mayoría opositora al PAN no le conviene tener a un auditor corralista, o controlado por Corral, pues en realidad es productito del notario juarense Eduardo Romero Ramos; así que esa mayoría puede promover fácilmente un cambio legislativo a la ley e impedir que el hijo del dedazo tome protesta y se apodere de la auditoría.

En las mismas andará la fiscal anticorrupción si la eligen entre hoy y mañana, los últimos días de gozo mayoriteador que le quedan a Javier Corral.

***

Le repetimos tantas veces como verso de cumbia mexicana, Ricardo Anaya sería traicionado por Javier Corral y Gustavo Madero apenas cayera sobre su tumba la última palada de votos pejistas.

Sin miramiento ni escrúpulo alguno ayer ambos políticos panistas y otros más echaron montón contra el excandidato presidencial de su partido que fue conocido en el mundo entero como Ricky Rickín Canallín. Pronto olvidaron que hasta caravana electoral montaron para congraciarse con quien creyeron en algún momento que sería el jefe de Los Pinos. Hoy lo niegan tres y las veces que sea. Traicionarían al mismo Jesucristo si lo vieran necesario.

Claro, están como energúmenos porque el grupo de Anaya los dejó fuera de la coordinación parlamentaria del PAN en la Cámara de Senadores... ¿Qué esperaban?

también te puede interesar